(CNN) - No lo dudes: "la gripe del hombre" es real, o eso dice un investigador canadiense que estaba "harto de ser acusado de reaccionar exageradamente".

Con muchas enfermedades respiratorias, un hombre es más susceptible a las complicaciones que una mujer, además de que su sistema inmune puede ser naturalmente más débil, según una investigación publicada este lunes en la revista médica BMJ.

LEE: La miel de manuka y sus beneficios: qué es, sus mitos y verdades

"Man flu" o "gripe del hombre" es un término empleado para reprender a aquellos de los que se sospecha que exageran los síntomas de resfriado u otras afecciones menores.

La popular idea de que los hombres exageran los males del resfriado tiene su base científica, de acuerdo a un reciente estudio.

"Es un estereotipo que se escucha con frecuencia", dijo el doctor Kyle Sue, autor del estudio y profesor asistente de medicina familiar en la Memorial University of Newfoundland en Canadá.

Sue comenzó con una simple búsqueda de estudios relevantes para ver si los hombres experimentaban peores síntomas que las mujeres. Sospechaba que esta diferencia de género incluso podría tener una base evolutiva.

Lo que encontró fue una buena cantidad de evidencia que sugiere "una brecha de inmunidad", aunque "ciertamente no es definitiva", dijo.

Otros científicos argumentan que hay muy poca evidencia para decir que la gripe humana existe.

Explorando la "brecha de inmunidad"

Sue dijo que, para empezar, las mujeres tienen una respuesta diferente a las vacunas que protegen contra la gripe.

"Hay un par de estudios que muestran que las mujeres tienen más reacciones locales y sistémicas a la vacuna contra la gripe que los hombres", dijo. Agregó que la evidencia sugiere que, en general, las mujeres pueden ser "más receptivas a las vacunas que los hombres".

LEE: ¿Usas anticonceptivos? Puedes tener mayor riesgo de sufrir cáncer de mama

Hay más pistas de que la gripe del hombre no es una reacción exagerada.

"Los datos epidemiológicos de Hong Kong mostraron que los hombres adultos tenían un mayor riesgo de hospitalización por gripe", dijo Sue. Un estudio estadounidense reveló que los hombres morían más a menudo de la gripe en comparación con las mujeres de la misma edad, independientemente de la enfermedad cardíaca subyacente, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y las enfermedades renales.

"Sin embargo, ningún estudio diferenció a hombres y mujeres sobre la base de otras diferencias, como fumar, beber y la voluntad de buscar ayuda médica", dijo, y estas incógnitas podrían haber influido en los resultados.

Aun así, Sue encontró sustento para la idea de que los hombres sufren más de enfermedades respiratorias virales que las mujeres porque tienen sistemas inmunes menos robustos.

Esta "brecha de inmunidad" puede verse modulada por diferencias hormonales, en las cuales la hormona masculina testosterona suprime el sistema inmune mientras que la hormona femenina estradiol lo protege. "Es poco conocido que la testosterona es inmunosupresora", dijo Sue.

LEE: ¿La sopa de pollo realmente ayuda a aliviar el resfriado?

Si una brecha de inmunidad entre los sexos es real, las causas evolutivas siguen sin estar claras, dijo. Una teoría es que la testosterona aumenta el comportamiento agresivo y el desarrollo de características sexuales secundarias y así permite que los hombres ganen en competiciones, anulando el costo de los efectos supresores del sistema inmunitario de la hormona.

En todas las especies, la estrategia masculina de "vivir duro, morir joven" significa que los hombres son más propensos a morir por un trauma que por una infección, según otra teoría.

Otra teoría evolutiva que Sue notó es que los peores síntomas llevarían a un hombre a conservar su energía acostándose en el sofá, lo que le ayuda a evitar a un depredador (su jefe), y listo: sus posibilidades de supervivencia se mejoran inmediatamente.

La importancia de la edad

A pesar de que pretendía que el artículo fuera solo una lectura ligera para los lectores de vacaciones, la investigación de Sue se describe como "justa" por Sabra L. Klein, profesora asociada de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins.

Klein, quien no participó en el nuevo estudio, aprecia que Sue esté ayudando a arrojar luz sobre las diferencias de salud de género, "que a menudo son ignoradas".

LEE: 11 consejos para desintoxicarte de los alimentos excesivamente procesados

"Cuando escuchamos 'gripe humana', suponemos que esto significa que todos los hombres de todas las edades", dijo Klein. "Esto no es verdad".

Las tasas de hospitalización son consistentemente más altas para los hombres muy jóvenes (antes de la pubertad) y muy viejos (más de 65), dijo. Durante los años reproductivos, son las mujeres las que a menudo sufren enfermedades más graves, en parte porque la gripe es peor para las mujeres embarazadas, pero también porque las mujeres desarrollan respuestas inflamatorias más altas, casi excesivas, a la gripe.

"Lo que quiero decir es que si los hombres o las mujeres sufren más depende en gran medida de nuestra edad", dijo Klein, cuya propia investigación es referida por Sue.

En los países donde las mujeres tienen menos acceso a la atención médica o tratamientos, o donde los varones son más valorados que las niñas, puede parecer que niños y hombres están siendo hospitalizados a tasas más altas. "Estos desafortunados hechos crean sesgos en nuestra interpretación de los datos", dijo Klein.

"En mi opinión, todavía no tenemos suficiente ciencia como para concluir que 'la gripe del hombre' es real", dijo.

A pesar de estas opiniones contrarias, Sue cree que los puntos de investigación disponibles apuntan a que los hombres sufren peores resfríos y gripe que las mujeres, pero pidió una "investigación de mejor calidad" para demostrarlo.

Un posible estudio, dijo, podría examinar si los hombres con sistemas inmunes fuertes tienen menos éxito en el apareamiento en comparación con los hombres atractivos con niveles altos de testosterona con sistemas inmunológicos más débiles.