(CNN) - El mes pasado, una investigación de CNN encontró restos de una bomba fabricada en EE.UU. en la escena de un ataque aéreo que dejó decenas de niños muertos. Ahora, un grupo independiente de derechos humanos con sede en Yemen llamado Mwatana le ha dado a CNN acceso exclusivo a un archivo de documentos que muestran fragmentos de bombas fabricadas en EE.UU. en la escena de una serie de otros incidentes desde 2015, cuando comenzó la guerra civil. En cada uno de esos casos, los civiles fueron asesinados o puestos en riesgo.

MIRA: La bomba que mató a 40 niños en Yemen fue proporcionada por Estados Unidos

Mwatana, que documenta las violaciones cometidas por todas las partes en el conflicto de Yemen, usó su red de investigadores de campo capacitados para fotografiar evidencias en el lugar de los ataques. El grupo consultó a expertos en armas para identificar las armas utilizadas a partir de los números de serie encontrados en los fragmentos. Mwatana fue reconocido el mes pasado con un premio otorgado por el organismo estadounidense Human Rights First.

Aunque CNN no estaba en el terreno, hemos hecho nuestros propios controles utilizando metadatos de imágenes y sitios web públicos disponibles públicamente que relacionan cada uno de estos incidentes con un fabricante estadounidense. Un experto en armas de renombre internacional también analizó cada imagen de CNN.

Los incidentes dan una imagen de la participación de Estados Unidos en el conflicto de Yemen a través de su apoyo a la coalición liderada por Arabia Saudita que está luchando contra una insurgencia rebelde encabezada por los hutíes. Estados Unidos dice que no toma decisiones de objetivos para la coalición. Pero sí respalda sus operaciones a través de miles de millones de dólares en ventas de armas, el reabastecimiento de combustible de aviones de combate sauditas y algunos intercambios de inteligencia.

MIRA: Video muestra el autobús escolar minutos antes de explotar en Yemen

La presidenta de Mwatana, Radhya al-Mutawakel, dijo a CNN que Estados Unidos tenía una "responsabilidad legal y moral por vender armas a la coalición liderada por Arabia Saudita" que están empeorando el conflicto en Yemen.

"En más de una forma y durante más de un incidente, se han encontrado restos de armas estadounidenses en el lugar de los ataques aéreos que mataron a civiles", dijo a CNN desde Ginebra, Suiza. "Los civiles yemeníes están muriendo todos los días debido a esta guerra y ustedes (Estados Unidos) están alimentando esta guerra, así que dejen de alimentar esta guerra. Es una pena que los intereses financieros valen más que la sangre de personas inocentes".

La oficial Rebecca Rebarich, una portavoz del Pentágono, dijo a CNN que "las decisiones finales sobre cómo se llevan a cabo las operaciones en la campaña son tomadas por los miembros de la coalición liderada por Arabia Saudita, no por los Estados Unidos". Rebarich llamó "a todas las partes a tomar todas las precauciones posibles para evitar daños a civiles "y dijo que Estados Unidos tomó "seriamente todos los informes creíbles sobre víctimas civiles".

El coronel Turki al-Malki, portavoz de la coalición liderado por Arabia Saudita, dijo a CNN que la coalición investigaría. La "coalición toma muy en serio las denuncias de incidentes" y "las operaciones de objetivos se llevan a cabo de conformidad con las reglas de enfrentamiento, que se asemejan a los más altos estándares internacionales", agregó.

El contratista de defensa estadounidense Raytheon aún no ha respondido a una solicitud de la CNN para hacer comentarios.