CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Policías fueron a arrestar a un supuesto asesino y encontraron a un hombre atado a su cama (vivo)

Por Emanuella Grinberg

(CNN) — Cuando la policía de Toronto se movilizó para arrestar a un hombre del que sospechaban que era asesino en serie el año pasado, encontraron a un hombre atado a su cama. Vivo.

La policía luego buscó evidencia en el disco duro del sospechoso. Descubrieron ocho carpetas etiquetadas con los nombres de diferentes hombres. Cada carpeta contenía fotos de los hombres, algunos vivos y algunos muertos y otros con sus cuerpos desnudos con abrigos de pieles o con cigarros apagados.

MIRA: Policía de Toronto halló nuevos restos relacionados con presunto asesino en serie

También había una novena carpeta. Estaba etiquetada con el nombre del hombre atado a la cama.

Abdulbasir Faizi, una de las víctimas de Bruce McArthur, asesino en serie de Toronto.

Esos detalles macabros se hicieron públicos esta semana como parte de la condena penal de Bruce McArthur, quien atrajo a los hombres a su casa, los estranguló y luego los desmembró, según CTV News, afiliada de CNN.

McArthur, de 67 años, se declaró culpable el 8 de enero de ocho cargos de homicidio en primer grado por la muerte de Andrew Kinsman, Selim Esen, Majeed Kayhan, Soroush Mahmudi, Dean Lisowick, Skandaraj Navaratnam, Abdulbasir Faizi y Kirushna Kumar Kanagaratnam.

Los fiscales dijeron la semana pasada que estaban complacidos con la declaración de culpabilidad pero se negaron a proporcionar más detalles sobre el caso.

“[Como] este asunto está actualmente en la corte, sería inapropiado que el Ministerio haga más comentarios”, dijo Brian Gray, vocero del Ministerio de Justicia.

McArthur enterró los restos de los hombres en materas para plantas de jardín y en un barranco junto a una propiedad donde guardaba herramientas para su negocio de jardinería, dijo Cantlon, según CTV.

LEE: Presunto asesino en serie en Canadá trabajó de Santa Claus en un centro comercial

La policía había estado monitoreando a McArthur y decidió arrestarlo el 18 de enero de 2018, cuando llevó al hombre a su apartamento, según la CTV.

McArthur, quien también trabajaba como Santa Claus en un centro comercial, fue arrestado y acusado de dos asesinatos. La Corona agregó más cargos a medida que se desarrollaba la investigación.

Fiscal: Las víctimas fueron explotadas por sus vulnerabilidades

La mayoría de las víctimas eran inmigrantes de ascendencia sudasiática o de Oriente Medio, dijo Cantlon al tribunal. Algunos de ellos eran del barrio Gay Village, de Toronto, y tenían vínculos con la comunidad LGBTQ de la ciudad.

“La mayoría de los fallecidos tenían rasgos que hacían más probable o más difícil detectar la victimización. Algunos fueron forzados a vivir partes de su vida en secreto debido a su orientación. Algunos carecían de vivienda estable”, dijo Cantlon, según CTV.

“Hay pruebas de que McArthur buscó y explotó estas vulnerabilidades para continuar sus crímenes sin ser detectado”.

MIRA: Sin saberlo, una mujer mata a un posible asesino en serie

La Corona cree que McArthur mató a su primera víctima, Navaratnam, en septiembre de 2010. Después de que su última víctima, Andrew Kinsman, desapareció en junio de 2017, las autoridades comenzaron a investigar a McArthur.

Investigadores encontraron un calendario dentro del departamento de Kinsman con el nombre “Bruce” escrito el 26 de junio de 2017, el día en que Kinsman desapareció, según CTV.

Las imágenes de vigilancia del vecindario de Kinsman lo mostraron al entrar en una Dodge Caravan roja identificada como perteneciente a McArthur. Dentro del vehículo, que más tarde se descubrió en un depósito de chatarra, los investigadores encontraron ADN que coincidía con Kinsman y Esen.

Las fotos en la computadora de McArthur, algunas de las cuales fueron tomadas cuando los hombres estaban vivos, mostraron que las víctimas fueron “retenidas y atacadas sexualmente”, dijo Cantlon.

LEE: Este hombre podría ser uno de los peores asesinos en serie de Alemania

Algunas fotos mostraban el arma homicida –una barra de metal con una cuerda que McArthur usó para estrangular a sus víctimas– alrededor del cuello de las víctimas, dijo Cantlon.

Además de las fotos, la policía encontró las joyas de las víctimas en la casa de McArthur, dijo Cantlon. Una bolsa de lona en el departamento contenía cinta adhesiva, un guante quirúrgico, cuerda, cremalleras, un cordón elástico negro y jeringas, según CTV.

“Pude haber sido yo”

Se informó que Faizi desapareció el 29 de diciembre de 2010, Kayhan desapareció en octubre de 2012 y Mahmudi desapareció en agosto de 2015.

Kanagaratnam se mudó de Sri Lanka a Canadá en 2010. No fue reportado como desaparecido. La policía dijo que probablemente fue asesinado en algún momento entre septiembre y diciembre de 2015.

Esen, que no tenía una dirección fija, fue desaparecido en abril de 2017.

El tribunal escuchó las declaraciones de impacto de víctimas de quienes conocían a Esen y otros, informó CTV.

“Nuestras vidas se vieron truncadas por las impactantes noticias. No podemos aceptar su salvaje asesinato”, dijo la hermana Nadia Wali en un comunicado en nombre de la familia Esen.

MIRA: Amor asesino: por qué la gente se enamora de los asesinos en serie

Lisowick no fue reportado como desaparecido, pero las autoridades creen que fue asesinado en algún momento entre mayo de 2016 y julio de 2017. Un abogado de la Corona leyó en voz alta una declaración de una hija que nunca lo conoció.

“Ahora siempre tendré que vivir sabiendo que nunca tendré una relación con mi padre”, dijo Emily Bourgeois.

Algunos de los amigos de Kinsman dijeron al tribunal que conocían a McArthur.

“Me siento increíblemente culpable por no ser capaz de reconocer al ofensor por lo que era”, dijo el amigo de Kinsman, Adrian Betts, citado por CTV.

“Al matar a mi amigo, este hombre también ha matado a quien yo era antes de todo este horror”.

LEE: Este asesino confeso dice que mató a 90 personas. Y el FBI le cree

La reverenda Deana Dudley, de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana de Toronto, dijo ante el tribunal que el arresto de McArthur tendría un impacto “profundo y duradero” en la comunidad LGBTQ, según CTV.

“Muchos en nuestra comunidad han perdido su sentido de seguridad… Hay una sensación de ‘podría haber sido yo, podría haber sido cualquiera de nosotros'”, dijo Dudley.

“Estamos enojados y eso persistirá durante mucho tiempo y solo pido que no dejemos que la ira nos coma vivos”.