CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

La FDA investiga informes de convulsiones después de usar vapeadores

Por Michael Nedelman

(CNN) — Después de recibir varios informes de convulsiones tras usar vapeadores o cigarrillos electrónicos la Dirección de Medicinas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) está alertando al público sobre un nuevo riesgo potencial y está pidiendo a las personas que si conocen casos así los reporten para que la agencia los pueda conocer.

MIRA: Aumenta el consumo de vapeadores entre adolescentes, pero disminuye el uso de drogas, dice un informe

La FDA ha identificado 35 de estos casos de convulsiones, especialmente entre usuarios más jóvenes, entre 2010 y principios de 2019, dijo el miércoles en un comunicado. La agencia también ha visto un “ligero pero notable aumento en los informes de convulsiones” desde junio.

Los informes se enviaron voluntariamente, ya sea a la FDA o a los centros de control de envenenamientos. La agencia destacó que no ha determinado un vínculo definitivo entre el uso de estos dispositivos y las convulsiones, pero puede haber casos adicionales que podrían ayudara investigarlo.

Se sabe que las convulsiones son un posible efecto secundario de la intoxicación por nicotina, dijo la FDA.

“Sabemos que la nicotina no es una sustancia inofensiva, especialmente en los cerebros en desarrollo de nuestros jóvenes”, dijeron en el comunicado el Comisionado de la FDA, Dr. Scott Gottlieb y la Comisionada Adjunta Principal, la Dra. Amy Abernethy. “Pero también hemos dejado claro que, incluso para los adultos, los cigarrillos electrónicos no están libres de riesgos”.

No hay un patrón claro

No hay un patrón claro para las convulsiones: algunos de los que sufrieron las convulsiones estaban haciendo vaping por primera vez y otros habían usado estos productos por un tiempo. El momento de las convulsiones también varió desde después de unas pocas bocanadas hasta un día completo después. Varias personas habían recibido previamente un diagnóstico de convulsiones y otras también habían estado usando otras drogas, como la marihuana o las anfetaminas, antes de que ocurrieran las convulsiones.

La agencia no destacó ninguna marca. Instó a las personas a reportar cualquier problema a través de su portal de informes de seguridad con información como la marca que estaban usando, dónde la compraron, si se modificó de alguna manera, si se usó en combinación con otros medicamentos, los síntomas que tuvo la gente y cuándo.

“Los comportamientos relacionados con el uso de cigarrillos electrónicos también varían y los usuarios pueden inhalar deliberadamente o sin intención más nicotina de la que normalmente se dispensaría en un cigarrillo normal”, señalaron Gottlieb y Abernethy, agregando que los líquidos “tienen diferentes niveles de concentración de nicotina, y algunas características de diseño del cigarrillo electrónico pueden permitir a un usuario obtener altos niveles de nicotina rápidamente”.

Un estudio en febrero observó el aumento de las concentraciones de nicotina en los productos de vapeo en los últimos años, lo que sugiere que la empresa líder en cigarrillos electrónicos Juul Labs incitó a una “carrera generalizada” de compañías que buscan aumentar sus propias concentraciones para reflejar el éxito de Juul.

MIRA: La FDA no está protegiendo a los niños de los cigarrillos electrónicos, dice la Asociación Estadounidense del Pulmón

“Eso puede ser un beneficio para los fumadores adultos adictos, pero también lo hace potencialmente adictivo para los adolescentes que no consumen nicotina”, dijo a la CNN el Dr. Robert Jackler, autor del estudio y fundador de Stanford Research sobre el impacto de la publicidad del tabaco.

Se pueden fabricar altas concentraciones de nicotina usando una “sal de nicotina”. Según los expertos, al combinar la nicotina, una base amarga en su forma natural, con un ácido orgánico, los fabricantes de vape pueden enmascarar el sabor desagradable de la nicotina, crear productos de mayor concentración y entregar la nicotina al cerebro rápidamente.

Juul ha sostenido que sus productos están destinados a convertir a fumadores adultos en lo que la empresa describe como una alternativa menos dañina. Dice que también ha tomado medidas para frenar el uso en menores de edad.

Las marcas como Juul vienen en pequeñas cápsulas, pero otros líquidos electrónicos pueden venir en botellas más grandes, lo que representa “un gran riesgo de envenenamiento”, dijo Jackler. Algunas botellas carecen de tapas a prueba de niños y contienen suficiente nicotina para matar a toda una clase de preescolar, agregó.

Tomando medidas

La FDA está estudiando posibles riesgos adicionales para la salud cuando se trata de vapear, incluso si pueden causar cáncer en las vías respiratorias en el futuro, según el comunicado.

El anuncio se produce porque el uso de los productos se está disparando entre los jóvenes. La FDA reveló en noviembre que el vapeo había aumentado casi el 80% entre los estudiantes de secundaria desde el año anterior. A los expertos les preocupa que los cigarrillos electrónicos puedan poner en riesgo el desarrollo de los cerebros de los niños, que se enganchen a la nicotina en una etapa temprana de la vida y que sean una puerta de entrada al consumo de tabaco y otras drogas.

La agencia ha realizado una serie de otros movimientos en los últimos meses para contrarrestar el vapeo entre los niños, incluidos los que advierten y multan a los minoristas por vender ilegalmente estos productos a los niños. La agencia también ha expandido su investigación sobre las compañías de cigarrillos electrónicos para descubrir si están comercializando productos ilegalmente y fuera de la política de cumplimiento de la agencia.

En enero, la agencia celebró una audiencia pública para considerar el papel de las terapias con medicamentos para que los niños abandonen los vapores y otros productos de nicotina, con organizaciones médicas y grupos de vapeo que analizan cómo abordar los crecientes niveles de consumo de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes.

Kevin Flower de CNN contribuyó a este informe.