CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Judicial

Retiran cargos de agresión contra Kevin Spacey

Por Jean Casarez, Eric Levenson

(CNN) — Los fiscales de Massachusetts abandonaron el miércoles una denuncia penal contra el actor Kevin Spacey, una semana después de que un hombre que lo acusó de abuso se acogiera a la quinta enmienda en el banquillo de testigos.

El fiscal de distrito de Cape and Islands, Michael O’Keefe, dijo que la decisión se tomó “debido a la falta de disponibilidad del testigo acusador”, según un expediente judicial.

Spacey, de 59 años, se enfrentaba a un cargo criminal de agresión sexual y agresión en relación con un incidente de julio de 2016 en el que fue acusado de manosear a un joven en un bar de Nantucket. La exestrella de la serie “House of Cards”, quien se declaró inocente, enfrentaba hasta cinco años de prisión, de ser declarado culpable.

La presunta víctima, que CNN no identifica, ejerció su derecho a la Quinta Enmienda contra la autoincriminación en una audiencia previa al juicio del 8 de julio centrada en la desaparición de un teléfono celular que usó la noche del presunto asalto y preguntas sobre si eliminó mensajes de texto.

“Mi cliente y su familia han demostrado una enorme cantidad de coraje en circunstancias difíciles”, dijo el miércoles Mitchell Garabedian, el abogado que representó al joven.

El abogado de Spacey, Alan Jackson, no respondió de inmediato una llamada telefónica y un correo electrónico en busca de comentarios.

Celular desaparecido, evidencia clave

El teléfono celular desaparecido del acusador era una pieza clave de la evidencia.

Durante el presunto asalto, el acusador envió mensajes de texto en su teléfono, incluido un video de menos de un segundo de duración, a su novia.

Un juez de Nantucket había ordenado al acusador de Spacey; a su madre, Heather Unruh, una antigua presentadora de noticias de televisión en Nueva Inglaterra, y a su abogado que entregaran el teléfono para que los expertos de la defensa pudieran examinarlo.

El acusador y Unruh declararon que la última vez que vieron el teléfono fue antes de que ella lo entregara a los fiscales en diciembre de 2017.

La defensa de Spacey afirmó que las pruebas exculpatorias pueden haberse eliminado del teléfono antes de que se entregara a la policía y los fiscales. Jackson, uno de los abogados de Spacey, le dijo al juez en la audiencia de julio que creían que el acusador y Unruh “eliminaron cosas del teléfono … Limpiaron el teléfono”.

El acusador de Spacey testificó que no borró nada del teléfono.

Unruh declaró que “eliminó algunas cosas”, pero no dijo qué. No hubo “ninguna intención de mi parte”, declaró ella.