CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Los demócratas presentarán este martes cargos de juicio político contra Trump por abuso de poder y obstrucción al Congreso

Por Jeremy Herb, Manu Raju, Lauren Fox, Paul LeBlanc, Phil Mattingly, Dana Bash

(CNN) — Los demócratas de la Cámara de Representantes planean avanzar, este martes, con al menos dos cargos de juicio político contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, uno sobre abuso de poder y otro sobre obstrucción al Congreso, según múltiples fuentes familiarizadas con el asunto.

Los demócratas planean revelar los cargos de juicio político el martes por la mañana y comenzarán a debatir sobre ellos en la Comisión Judicial el jueves, dijeron las fuentes. A última hora de la noche del lunes, los demócratas de la Cámara de Representantes anunciaron una conferencia de prensa para este martes, las 9 a.m., hora local, en el Capitolio para compartir los próximos pasos en la investigación de juicio político.

En una reunión privada, el lunes por la noche, con la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, y su equipo de liderazgo, los demócratas debatieron incluir también otro cargo de obstrucción de la justicia que detalle las acusaciones en el informe Mueller. Si bien hay defensores de este enfoque, una fuente familiarizada con las discusiones dijo que parecía que obtener los votos necesarios para aprobar el cargo de obstrucción de la justicia fuera de la Cámara podría ser difícil, ya que los demócratas moderados se han resistido a ir más allá del alcance limitado del asunto sobre Ucrania.

Pero incluso si los demócratas no incluyen un cargo separado sobre la obstrucción de la justicia, se espera que incluyan referencias a las acusaciones de Mueller en los otros cargos para mostrar que la indebida conducta de Trump fue parte de un patrón más amplio, según las fuentes.

Los cargos no se han finalizado, dijeron las fuentes, y las discusiones continuaron el lunes por la noche antes del anuncio del martes.

Al salir de la oficina de Pelosi, el lunes por la noche, el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot Engel, de Nueva York, dijo a los periodistas que habría un anuncio el martes por la mañana para presentar cargos de juicio político. El anuncio será realizado por los presidentes demócratas de las principales comisiones: el presidente de la Comisión Judicial, Jerry Nadler, de Nueva York; el presidente de la Comisión de Inteligencia, Adam Schiff, de California; la presidenta de la Comisión de Servicios Financieros, Maxine Waters, de California, y la presidenta de la Comisión de Supervisión, Carolyn Maloney, de Nueva York.

publicidad

«Este no es un día feliz», dijo Engel, «pero creo que estamos haciendo lo que tenemos que hacer».

El diario The Washington Post fue el primero en informar sobre los dos cargos inminentes de juicio político.

El anuncio del martes se realizará un día después de que Nadler acusó a Trump de ponerse a «él mismo primero que al país» en una audiencia caótica que inició una carrera rápida de dos semanas para los demócratas que probablemente terminen en la tercera impugnación de un presidente en la historia de Estados Unidos.

La audiencia fue una oportunidad para que los demócratas expongan su caso contra el presidente por última vez antes de avanzar con cargos de juicio político. Los demócratas acusan a Trump de abusar de su cargo presionando a Ucrania para que investigara a su rival político mientras retenía 400 millones de dólares en ayuda de seguridad de Estados Unidos y condicionaba una reunión bilateral en la Casa Blanca. Y dicen que obstruyó al Congreso al negarse a proporcionar documentos a la comisión e indicar a los funcionarios que no testificaran en la investigación de juicio político.

LEE: Nancy Pelosi acaba de escribir el nombre de Donald Trump en los libros de historia

Lo que aún se debate es la acusación de obstrucción de la justicia detalladas en el informe Mueller, que los demócratas dijeron el lunes que señalan un patrón mayor de la conducta indebida de Trump.

La audiencia para los abogados de las bancadas demócrata y republicana para presentar argumentos a favor y en contra del juicio político a Trump vio la amarga división partidista sobre los procedimientos de impugnación, y los legisladores republicanos protestaron abiertamente por el manejo de la audiencia de Nadler y los miembros de la Comisión incluso se enfrentaron durante el interrogatorio.

Los republicanos estallaron mientras el abogado de la mayoría demócrata en la Comisión Judicial, Barry Berke, presionó al abogado republicano, Steve Castor, sobre el informe republicano y acusó a los republicanos de citar a un testigo de manera inexacta.

«Está molestando al testigo», dijo el representante republicano Jim Sensenbrenner, de Wisconsin, tratando de plantear una objeción a las preguntas de Berke. Cuando Nadler dictaminó que no estaba planteando una objeción válida, Sensenbrenner dijo: «El presidente no está en orden».

LEE: El informe republicano alimenta la fantasía de Trump sobre Ucrania

El intercambio fue una de las muchas objeciones republicanas que ocurrieron el lunes durante una larga audiencia donde incluso la decisión de receso provocó múltiples votaciones. Cuando comenzaron los interrogatorios de los abogados, lo que creó una extraña dinámica en la que un miembro de la Comisión estaba interrogando a otro, las protestas republicanas se intensificaron junto con el volumen del martillo de Nadler golpeando para detener las interrupciones.

«Golpea con más fuerza, eso igual no lo hace estar bien», dijo en una oportunidad el representante Doug Collins, de Georgia, el republicano de mayor jerarquía en la Comisión Judicial de la Cámara, contra Nadler.

Los demócratas aprovecharon la oportunidad de audiencia del lunes para tejer las horas de testimonio de los testigos para ilustrar su narración de que el presidente abusó de su cargo.

«Si se presenta ante el país de una manera que amenaza nuestra democracia, entonces nuestro juramento, nuestra promesa al pueblo estadounidense, nos obliga a defender a la nación», dijo Nadler, quien es demócrata.

Nadler se negó a discutir los cargos contra Trump, el lunes por la noche, al salir de las oficinas de la Comisión Judicial, pero dijo que los republicanos solo intentaron atacar el proceso, no los hechos contra el presidente.

«Los republicanos apenas intentaron defender la conducta del presidente», dijo Nadler. «Todo lo que hablaron desde su punto de vista fue el proceso inadecuado, sobre (el ex vicepresidente Joe) Biden y Burisma y Ucrania. Pero nada sobre defender la conducta del presidente, y eso es probablemente porque la evidencia es abrumadora y la conducta indefendible».

Los republicanos también señalaron el testimonio de testigos para argumentar que los demócratas no tenían un caso, acusando de apresurarse en acusar a Trump para vencerlo en las elecciones de 2020.

«Sin embargo, esto puede llegar a conocerse como un juicio político de grupo focal», dijo Collins. «Debido a que no tenemos un delito, no tenemos nada que podamos identificar y nadie entiende realmente lo que la mayoría está tratando de hacer, excepto interferir y, básicamente, asegurarse de que crean que el presidente no puede ganar el próximo año si es destituido».

LEE: Demócratas publican reporte que detalla el supuesto esquema de Trump sobre Ucrania y discute un precedente para el juicio político

Las objeciones a la audiencia comenzaron tan pronto como Nadler comenzó su declaración de apertura, cuando un manifestante en la audiencia gritó al presidente de la Comisión Judicial antes de ser removido por la Policía del Capitolio de Estados Unidos. Los republicanos en la Comisión luego tomaron sus propias objeciones, exigieron una audiencia para los testigos de los que quieren escuchar y acusaron a Nadler de «arrollar» cuando ignoró sus protestas.

Los republicanos criticaron a Schiff, quien dirigió la investigación de juicio político en la Comisión de Inteligencia, por no testificar ante la Comisión Judicial, y en su lugar apareció el abogado Daniel Goldman para discutir el informe de aquella Comisión.

«Queremos a Schiff en esa silla, no a ti», gritó el representante Matt Gaetz, republicano de Florida.

Collins fue tras Goldman durante su interrogatorio sobre las citaciones de la Comisión que revelaron las llamadas telefónicas del representante Devin Nunes, el principal republicano en la Comisión de Inteligencia, y el periodista John Solomon, cuyas columnas de opinión en The Hill atacaron a la exembajadora estadounidense Marie Yovanovitch. Goldman dijo que la Comisión no citó ni a Nunes ni a Solomon, pero eso no frenó las críticas de los legisladores republicanos.

«Alguien en el camino no tuvo de repente una epifanía … que estos números pudieran coincidir», dijo Collins. «¿Quién lo ordenó? ¿Fue usted o el presidente Schiff? ¿Y por qué se decidió, excepto con fines de difamación, ser incluido en el informe de Schiff?».

Es probable que la audiencia del lunes sea solo el acto de apertura de una semana de actividad importante de la Comisión Judicial sobre el juicio político, ya que se espera que los demócratas presenten cargos de juicio político que serán debatidos y votados en la Comisión a fines de esta semana.

Nadler se negó a decir cuáles serían los próximos pasos de la comisión, diciendo que «no estaba preparado para decir nada más sobre el calendario de la Comisión más allá de la audiencia de hoy». Pero concluyó la audiencia declarando que la conducta de Trump era «claramente impecable».

«Esta Comisión procederá en consecuencia», dijo.

El caso de las bancadas a favor y en contra de Trump

Las opiniones diametralmente opuestas entre los demócratas y los republicanos sobre el juicio político, donde no han llegado a un acuerdo sobre los hechos básicos y lo que significan, subrayan la intensa lucha partidista que continúa intensificándose a medida que se acerca el voto de juicio político.

Ambas partes encontraron muchos testimonios para respaldar su caso a lo largo de las docenas de horas de testimonio de testigos que ocurrieron en la Comisión de Inteligencia de la Cámara.

Al presentar el caso de los demócratas antes de hacer preguntas, Berke describió un patrón del comportamiento de Trump que se remonta a su llamado a Rusia para encontrar los correos electrónicos de la candidata demócrata Hillary Clinton, durante las elecciones de 2016.

MIRA: Lo relevante de la comparecencia de Mueller ante comisiones de la Cámara de Representantes de EE.UU.

«Dado lo que sucedió con la investigación del Departamento de Justicia, dado lo que está sucediendo aquí, si de hecho el presidente Trump puede salirse con la suya nuevamente, nuestra imaginación es el único límite a lo que el presidente Trump puede hacer a continuación o lo que un futuro presidente pueda hacer para tratar de abusar de su poder para servir sus propios intereses personales sobre los intereses de la nación», dijo Berke.

Goldman revisó la investigación de la Comisión durante su presentación, señalando el testimonio que los demócratas dicen muestra que Trump dirigió el esfuerzo para que Ucrania investigara a su rival político mientras retenía la ayuda de seguridad de Estados Unidos y condicionaba una reunión de la Casa Blanca. Goldman dijo que los altos funcionarios estaban «informados» sobre el esfuerzo, como testificó el embajador estadounidense Gordon Sondland, y argumentó que la «determinación de Trump de solicitar la interferencia extranjera en nuestras elecciones continúa hoy».

«No terminó con el apoyo de Rusia a Trump en 2016, que el presidente Trump invitó pidiendo que su oponente fuera hackeada por Rusia», dijo. «Y no terminó cuando su plan ucraniano fue expuesto en septiembre de este año».

Castor presentó su propio patrón, uno que dice que muestra que los demócratas estaban trabajando para destituir al presidente desde el día en que asumió el cargo. Castor señaló todas las investigaciones demócratas sobre el presidente a través de las comisiones de la Cámara, desde el testimonio de Michael Cohen hasta la demanda para obtener las declaraciones de impuestos del presidente, para argumentar que la investigación de juicio político ha sido larga.

«El registro en la investigación de juicio político de los demócratas no muestra que el presidente Trump haya abusado del poder de su cargo u obstruido al Congreso», dijo Castor. «Acusar a un presidente por el que votaron 63 millones de personas votaron por más de ocho líneas en una transcripción de una llamada es una tontería».

Castor argumentó que los demócratas «no proporcionaron evidencia directa de que el presidente Trump retuvo una reunión o asistencia de seguridad para presionar al presidente Zelensky a investigar al ex vicepresidente (Joe) Biden», señalando el testimonio del enviado especial Kurt Volker para argumentar que los testigos no testificaron un quid pro quo.

«Los testigos que testificaron en la investigación han negado tener conocimiento de la actividad criminal o incluso de un delito impugnable», dijo. «Sobre la cuestión clave del estado mental del presidente, no hay evidencia clara de que el presidente Trump haya actuado con intenciones maliciosas».

Debatir qué hacer con Mueller

Si bien la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y los demócratas de alto rango han dejado en claro que están procediendo al juicio político, los demócratas de la Cámara de Representantes todavía están debatiendo si los artículos deberían centrarse estrechamente en Ucrania o ampliar el alcance de los artículos para incluir las acusaciones detalladas por Mueller.

Mientras que los demócratas de la Comisión Judicial dicen que la conducta de Trump documentada por Mueller no debe ser excusada, Schiff el domingo pareció indicar que no apoyaba incluir las acusaciones de Mueller en los artículos de juicio político.

«En una decisión de acusación, y un juicio político en la Cámara es esencialmente una decisión de acusación, acusar a los que hay evidencia más fuerte y abrumadora, y no tratar de cobrar todo a pesar de que podría acusar otras cosas», dijo Schiff el domingo en «Face the Nation» de CBS.

«Hay pruebas abrumadoras de que el presidente trató de obligar a Ucrania a interferir en nuestras elecciones, esencialmente buscó engañar en nuestras próximas elecciones haciendo que un gobierno extranjero intervenga», agregó Schiff. «Ese es un asunto muy serio y pone en peligro nuestra seguridad nacional, es un grave abuso de su cargo y el presidente también trató de obstaculizar la investigación sobre ese delito, y creo que ese es el problema de este delito aquí».

La Casa Blanca dijo el viernes que no participaría en los procedimientos de la Comisión Judicial, y dijo en una carta que la investigación de juicio político era «completamente infundada» y un «abuso imprudente del poder».

LEE: Michelle Obama califica los procedimientos de juicio político de Trump como «surrealistas»

La representante Pramila Jayapal, demócrata de Washington en la Comisión Judicial, dijo a los periodistas el domingo que la comisión estaba preparada para celebrar otra audiencia esta semana si la Casa Blanca planeaba presentar su propio caso, pero debido a que Trump no participa, la comisión no espera otra audiencia.

«Necesitamos escuchar, tenemos que pasar por la audiencia (lunes) y ver qué se dice allí», dijo Jayapal. «Queremos escuchar el caso de la minoría, el consejo de la minoría, queremos asegurarnos de tener toda esa información frente a nosotros, y luego, una vez hecho esto, tendremos una buena idea de lo que sigue».

Aishvarya Kavi de CNN contribuyó a este informe.