CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

El gobierno de Argentina traslada a tres jueces que intervienen en casos contra Cristina Fernández de Kirchner

Por Emilia Delfino

(CNN Español) — El presidente de Argentina, Alberto Fernández, confirmó por decreto este jueves el desplazamiento de tres jueces federales que intervienen, entre otros, en expedientes contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, según se publicó en el Boletín Oficial.

Se trata de los magistrados Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi (ambos miembros de la Cámara Federal de Apelaciones con asiento en la ciudad de Buenos Aires) y Germán Castelli (integrante del Tribunal Oral en lo Criminal Federal número 7). Con estos traslados, se abren nuevamente las vacantes en los tribunales en cuestión y el oficialismo podría promover a sus reemplazantes, ya que tiene mayoría en el Senado.

El decreto del Poder Ejecutivo confirma lo que el Senado dispuso el miércoles en una sesión presidida por la propia Fernández de Kirchner, donde la mayoría oficialista votó rechazar los traslados que el expresidente Mauricio Macri había dispuesto en 2018.

Tras esa decisión, estos camaristas habían sido ubicados en cargos clave para el futuro de los expedientes de presunta corrupción durante el anterior gobierno peronista, entre otros, los que involucran a la vicepresidenta. Fernández de Kirchner, que fue presidenta de Argentina entre 2007 y 2015, siempre ha rechazado las acusaciones en su contra y dijo que era objeto de una persecución política durante el gobierno de la coalición Cambiemos, que, a su vez, rechazó este último planteamiento de Fernández de Kirchner.

Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner (Crédito: Daniel Jayo/Getty Images)

El exministro de Justicia del gobierno de Macri, Germán Garavano, dijo a CNN que los traslados de 2018 fueron hechos conforme al reglamento y a las acordadas de la Corte Suprema. “Los traslados fueron realizados para cubrir vacantes, y, más tarde, los propios jueces solicitaron al Consejo de la Magistratura (el órgano que controla a los magistrados) quedar en esos tribunales de manera definitiva”. El exfuncionario sostuvo que “el Consejo estableció en 2018 que los traslados definitivos cumplían con el reglamento. Luego consultó al Ejecutivo y éste consultó a la Corte Suprema”.

El máximo tribunal respondió entonces al Ejecutivo que estos traslados no necesitaban acuerdo del Senado, debido a que se trataba de cargos federales. “Si hubiesen sido traslados entre tribunales nacionales a federales, entonces, según la Corte, sí deberían haber pasado por el Senado. Estos no son los casos. Los tres jueces ya eran magistrados federales y ya tienen un acuerdo del Senado, que en su momento intervino en sus nombramientos”, agregó Garavano.

Los actuales senadores oficialistas basaron su decisión en que los traslados dispuestos en 2018 para estos tres jueces, que hasta entonces cumplían funciones en otros tribunales, no obtuvieron el acuerdo del Senado, como según ellos marca la Constitución. Por su parte, los magistrados defienden sus traslados, basándose en la aprobación que realizó en su momento la Corte Suprema de Justicia. Por ello, solicitaron al máximo tribunal que decida de manera urgente sobre la decisión del oficialismo, según confirmaron a CNN los propios jueces.

En 2018, Bruglia y Bertuzzi ocuparon cargos vacantes en la Cámara Federal de la ciudad de Buenos Aires y, desde entonces, cumplen la función de revisar las investigaciones de los jueces de primera instancia. En los últimos dos años, entre los casos que han revisado, han confirmado la mayoría los procesamientos de la vicepresidenta Fernández de Kirchner en casos como el llamado “cuadernos de la corrupción” en la obra pública, como consta en las resoluciones de la Cámara Federal.

En el caso de Castelli, su función actual lo ubica en una posición que lo llevaría, en un futuro, a evaluar la llamada causa de los “cuadernos de la corrupción” en un juicio oral y público, ya que el expediente fue asignado al tribunal que él integra.

La decisión del Senado es que los tres jueces deberán regresar a sus juzgados originales, según el voto unánime del oficialista Frente de Todos. Los interbloques opositores de Juntos por el Cambio y Parlamentario Federal decidieron retirarse de la sesión. El senador Martín Lousteau, que representa a la ciudad de Buenos Aires, dijo: “La agenda de esta sesión especial claramente no es la agenda de la gente (…) la agenda de hoy es apartar a tres jueces que entienden en causas donde está involucrada la vicepresidenta de la Nación y la presidenta de este cuerpo”.

Tras la votación, el juez Castelli volvió a presentarse ante la Corte Suprema para reclamar que el tribunal se expida con “urgencia” y evite que los magistrados sean trasladados de sus actuales cargos, dijo al canal Todo Noticias (TN). La Corte Suprema resolvió que el tribunal analizará la situación de los jueces, pero desestimó un tratamiento urgente del tema y no informó fecha, según un acuerdo virtual que reprodujo la agencia estatal de noticias, Télam.

La presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, María de los Ángeles Sacnun (Frente de Todos), afirmó este jueves a Radio 10 que “no se ha removido a ningún juez, ni se le ha quitado el cargo”. Sacnun sostuvo que el rechazo al previo traslado de los camaristas se debe a que esa decisión, tomada durante el gobierno anterior, “se produjo por un decreto autónomo de Mauricio Macri, sin que se haya otorgado el acuerdo imprescindible del Senado”, según las declaraciones que reprodujo Télam.

«El presidente toma la decisión de un traslado y envía el pliego al Senado para que apruebe o no el acuerdo; es un proceso que define la Constitución, ya que, si no, quedaría totalmente a manos del presidente de la Nación elegir dentro de esa terna qué juez o jueza ocupará un lugar», explicó.

La decisión despertó las críticas de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, que representa a gran parte de los jueces del país. En un comunicado, la agrupación sostuvo que “en el caso de que el Poder Ejecutivo de la Nación evalúe considerar la posibilidad de implementación o instrumentación de alguna decisión relacionada con el traslado de dichos magistrados, sería razonable aspirar que obre con la prudencia y mesura que la cuestión reclama”.

Además, la asociación hizo saber su «preocupación, derivada de la inédita situación generada como consecuencia del rechazo de pliegos de jueces federales».

De acuerdo con el decreto presidencial de este jueves, en el caso de Bertuzzi, uno de los jueces trasladados a su cargo original, el presidente Fernández dejó “sin efecto” el traslado del magistrado durante el macrismo y también un decreto de 2010, dictado durante la primera presidencia de Fernández de Kirchner, que había trasladado al magistrado previamente desde su cargo original. En aquella oportunidad, Bertuzzi pasó de un tribunal federal de la provincia de Buenos Aires a otro de la ciudad de Buenos Aires. Ya en 2018, pasó a un tribunal de la Cámara Federal.

Estos tres casos no son los únicos bajo análisis del oficialismo. Según la senadora Sacnun, estos camaristas “desatendieron a la Constitución, ningunearon al Senado y no se presentaron”, luego de que el Consejo de la Magistratura encontrara diez casos de jueces que fueron trasladados sin acuerdo de la Cámara alta, siete de los cuales concurrieron al Congreso.

“Si esos tres jueces se hubiesen presentado, tendríamos que haber escuchado qué contestaban a las preguntas”, afirmó Sacnun. “La facultad que tiene el Senado es la de prestar o no acuerdo, y la sesión pública que se realiza es a los fines de poder escuchar a esos jueces, para tomar una posición al respecto”, afirmó.

Castelli, Bruglia y Bertuzzi no se presentaron a la audiencia convocada en el Senado para tratar sus traslados, y sostienen que estos fueron realizados de acuerdo a la ley, y avalados por la Corte Suprema.

La agencia oficial Télam informó que lo resuelto será notificado al Consejo de la Magistratura, el organismo del Poder Judicial encargado de seleccionar y proponer el nombramiento de jueces, así como de abrir procedimientos para la remoción de magistrados. En esta última condición, podría pedir a la Cámara Federal de Casación que notifique a los tres magistrados el cese de sus subrogancias en sus actuales cargos, y su regreso a los puestos que ocupaban con anterioridad.