CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Taiwán acaba de cumplir 200 días sin un caso de covid-19 transmitido localmente. Así es como lo hizo

Por Joshua Berlinger

(CNN) — Mientras gran parte del mundo lucha por contener nuevas olas de la pandemia de covid-19, Taiwán acaba de cumplir su 200 día consecutivo sin un caso de transmisión local de la enfermedad.

La respuesta de Taipei a la pandemia de coronavirus ha sido una de las más eficaces del mundo. La isla de 23 millones de habitantes informó por última vez de un caso de transmisión local el 12 de abril, que fue el domingo de Pascua. Hasta el jueves, había confirmado 553 casos, de los cuales solo 55 eran transmisiones locales. Se han registrado siete muertes.

La Pascua fue un hito importante en Estados Unidos porque el presidente Donald Trump había dicho un mes antes que quería que el país «estuviera abierto y con muchas ganas de salir» para la festividad.

En ese momento, 1,7 millones de personas habían sido infectadas y 110.000 habían muerto por el virus en todo el mundo. Este viernes, esas cifras habían superado los 45 millones de casos y más de 1,1 millones de muertes, según la Universidad Johns Hopkins.

El logro de Taiwán

El logro histórico de Taiwán llega en una semana en la que Francia y Alemania aunciaron nuevos confinamientos y Estados Unidos identificó un récord de más de 88.000 casos en un día. El estado de la Florida, que tiene un tamaño de población similar a Taiwán, con aproximadamente 21 millones de personas, identificó 4.188 casos solo el miércoles.

LEE: Europa probó un bisturí en la segunda ola de coronavirus; ahora vuelve al mazo

publicidad

Taiwán nunca ha tenido que promulgar confinamientos estrictos. Tampoco recurrió a restricciones drásticas a las libertades civiles, como en China continental.

En cambio, la respuesta de Taiwán se centró en la velocidad.

Las autoridades taiwanesas comenzaron a inspeccionar a los pasajeros en vuelos directos desde Wuhan, donde se identificó el virus por primera vez, el 31 de diciembre de 2019, cuando el virus era principalmente objeto de rumores e informes limitados.

Taiwán confirmó su primer caso reportado del nuevo coronavirus el 21 de enero y luego prohibió a los residentes de Wuhan viajar a la isla. Todos los pasajeros que llegaban de China continental, Hong Kong y Macao debían someterse a un control.

Todo esto sucedió antes de que Wuhan se cerrara el 23 de enero. En marzo, Taiwán prohibió a todos los extranjeros ingresar a la isla, excepto a los diplomáticos, residentes y aquellos con visas de entrada especiales.

Ventajas que otros no tienen

Pero Taiwán tiene ventajas que sus contrapartes occidentales no tienen.

Uno es la geografía: Taiwán es una isla, por lo que es más fácil para los funcionarios controlar la entrada y salida a través de sus fronteras.

Taiwán también tenía experiencia de su lado. Después de sufrir el brote mortal del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en 2003, Taiwán trabajó para fortalecer su capacidad de hacer frente a una pandemia, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, en una entrevista el mes pasado.

«Entonces, cuando escuchamos que había algunos casos secretos de neumonía en China donde los pacientes eran tratados de forma aislada, supimos que era algo similar», dijo.

Las autoridades activaron el Centro de Comando Central de Epidemias de la isla, que se estableció a raíz del SARS, para coordinar entre los diferentes ministerios. El gobierno también aumentó la producción de mascarillas y equipos de protección para asegurarse de que hubiera un suministro constante de EPP.

El gobierno también invirtió en pruebas masivas y rastreo de contactos rápido y efectivo.

El exvicepresidente taiwanés Chen Chien-jen, que es epidemiólogo de formación, dijo que los confinamientos no son ideales.

Chen también dijo que el tipo de esquemas de pruebas masivas que se llevan a cabo en China continental, donde millones de personas son examinadas cuando se detecta un puñado de casos, también son innecesarios.

«El rastreo de contactos muy cuidadoso y las cuarentenas muy estrictas de los contactos cercanos son la mejor manera de contener al covid-19», dijo.

Paula Hancocks, James Griffiths y Meenketan Jha de CNN contribuyeron a este informe.