CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Trump ataca a McConnell tras ser absuelto en el juicio político

Por Caroline Kelly, Brian Rokus

(CNN) — El expresidente de EE.UU. Donald Trump atacó el martes al líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, llamándolo «un mercenario político terco, hosco y aburrido», una crítica que llega pocos días después de que el republicano de Kentucky votara para absolver a Trump en su segundo juicio político.

Después de esa votación, McConnell criticó a Trump en un discurso desde el Senado, y los dos se han distanciado en los últimos meses después de trabajar en estrecha colaboración durante los cuatro años en el cargo del expresidente.

«Mitch es un mercenario político terco, hosco y aburrido, y si los senadores republicanos se van a quedar con él, no volverán a ganar», dijo Trump en el comunicado. «Él nunca hará lo que se debe hacer, o lo que es correcto para nuestro país. Donde sea necesario y apropiado, apoyaré a los principales rivales que defienden Making America Great Again y nuestra política de America First. Queremos un liderazgo compasivo, brillante, fuerte y reflexivo».

Voto de senadores en juicio a Trump divide a republicanos 1:40

Trump afirmó que las deficiencias del republicano de Kentucky habían contribuido a la pérdida de la mayoría del Senado por parte del partido, y dijo que «la dedicación de McConnell a lo mismo de siempre, las políticas de status quo, junto con su falta de perspicacia política, sabiduría, habilidad y personalidad, lo ha impulsado rápidamente de líder de la mayoría a líder de la minoría, y sólo empeorará».

Trump aludió a sus infundadas afirmaciones de fraude electoral, alegando que en estados indecisos como Georgia, «McConnell no hizo nada, y nunca hará lo que debe hacerse para asegurar un sistema electoral justo y equitativo en el futuro. No tiene lo que se necesita, nunca lo tuvo y nunca lo tendrá».

«Está destruyendo el lado republicano del Senado y, al hacerlo, daña gravemente a nuestro país», continuó Trump, y concluyó: «Este es un gran momento para nuestro país, y no podemos dejarlo pasar utilizando ‘líderes’ de tercera categoría para dictar nuestro futuro!».

publicidad

El enfrentamiento entre los líderes actuales y anteriores del Partido Republicano se produce en un momento de enfrentamiento de facciones en desacuerdo sobre si continuar con el camino de Trump o forjar una senda que se desvíe del legado del expresidente.

McConnell ha reprendido repetidamente la incitación de Trump a la insurrección del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos, aunque votó a favor de absolver al expresidente del cargo. En declaraciones en el Senado poco después de que Trump fuera absuelto en una votación de 57 a 43, McCconnell sugirió que el expresidente podría ser sujeto a un proceso penal.

«No hay duda de que el expresidente Trump tiene una responsabilidad moral», escribió McConnell el lunes en un artículo de opinión en The Wall Street Journal sobre los disturbios. «Sus partidarios irrumpieron en el Capitolio por las desquiciadas falsedades que gritó en el megáfono más grande del mundo. Su comportamiento durante y después del caos también fue inconcebible, desde atacar al vicepresidente Mike Pence durante el motín hasta elogiar a los criminales después de que terminó».

CNN informó el mes pasado que McConnell había indicado que creía que acusar a Trump facilitaría deshacerse del expresidente y del trumpismo del Partido Republicano, según una fuente con conocimiento del asunto.

En las últimas semanas de la presidencia de Trump, la relación entre el entonces líder de la mayoría en el Senado y Trump, los dos hombres más poderosos del Partido Republicano, esencialmente colapsó, dijeron varias fuentes a CNN.
La declaración de Trump el martes agrega a McConnell a la lista de republicanos a quienes el expresidente apunta después de que se opusieron a él.

CNN informó el mes pasado que Trump está centrando su energía política en la representante Liz Cheney de Wyoming, la tercera republicana en importancia de la Cámara de Representantes, que votó a favor de su juicio político el mes pasado.

Esa campaña de Trump se produce cuando el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, un republicano de California, está trabajando para apuntalar su relación con el expresidente, incluida una reunión con Trump en su resort de Palm Beach, Mar-a-Lago, en enero. McCarthy y Trump discutieron las elecciones de mitad de período en 2022, según una lectura proporcionada por su PAC Save America.