CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

OPINIÓN | Tengo 26 años y tengo algo que decirles sobre la vacunación

Por Annika Olson

Nota del editor: Annika Olson es directora adjunta de Investigación sobre Políticas en el Instituto de Investigación y Análisis de Políticas Urbanas de la Universidad de Texas, en Austin, y colaboradora de Public Voices de The OpEd Project. Las opiniones expresadas en este comentario son exclusivamente suyas. Ver más artículos de opinión aquí. 

(CNN) — Soy una persona sana, de 26 años, que ya recibió dos dosis de la vacuna contra el covid-19 de Moderna. Consideré que era importante que me pusiera la vacuna, ya que no solo reforzaría mi inmunidad contra el nuevo coronavirus, sino que también ayudaría a proteger a los que me rodean.

Sin embargo, para muchos de mis compañeros, parece que la vacuna es algo muy secundario. Muchos de los jóvenes con los que he hablado no quieren enfrentarse a los efectos secundarios de la vacuna, como la fatiga o los escalofríos, mientras que otros quieren simplemente «esperar un tiempo y ver» si realmente la necesitan. Algunas personas me han dicho que les preocupa que la vacuna perjudique su fertilidad, una preocupación que veo constantemente en Internet.

Una encuesta, realizada en abril por la Universidad de Quinnipiac, reveló que el 36% de los estadounidenses más jóvenes entrevistados –menores de 35 años–, no tienen previsto vacunarse. Eso es bastante más que el 27% de la población en general y solo el 10% de las personas mayores que no quieren vacunarse.

Comprendo que haya temores y dudas sobre la vacuna, pero los que dudan deben verificar sus datos. Los efectos secundarios de la vacuna son mínimos y temporales (sí, yo me cansé mucho después de mi segunda vacuna y me eché un montón de siestas, pero apenas falté al trabajo). Sé que los dolores musculares y la fiebre pueden ser un factor desalentador, pero significa que la vacuna está haciendo su trabajo.

Además, el efecto secundario de los coágulos sanguíneos relacionados con la vacuna de Johnson & Johnson, que provocó una gran preocupación por la seguridad de la vacuna es increíblemente raro: solo se han producido 15 casos conocidos en 8 millones de personas (lo que equivaldría a 15 personas en, digamos, toda la ciudad de Nueva York, si todos los habitantes de la ciudad se vacunaran).

publicidad

Un artículo de la revista Behavioral Scientist, publicado en enero, lo resume bien: «Las vacunas nos protegen de las infecciones estimulando la creación de anticuerpos contra un germen específico. Los efectos secundarios, como la fiebre, los escalofríos, la fatiga y el dolor muscular, son un signo de reactogenicidad, esto es, una manifestación física de una respuesta inmunitaria exitosa».

Y no hay pruebas de que la vacuna pueda perjudicar tu fertilidad, vamos a desmentir eso ahora mismo. Hablé con mis amigos médicos, busqué en los artículos de Google Scholar, y busqué en los tuits de los científicos, y encontré que el concepto de que la vacuna afecta a la fertilidad no es más que un mito.

De lo que sí hay pruebas es que las vacunas son extremadamente eficaces contra el covid-19. En los ensayos clínicos se comprobó que las vacunas de Moderna y Pfizer tienen una eficacia de entre el 94% y el 95% en la prevención de las infecciones por covid-19. La vacuna de Johnson & Johnson resultó ser un 66% eficaz contra las formas moderadas y graves de la enfermedad. En otras palabras, lo más probable es que no te enfermes de covid-19 si estás completamente inmunizado. Además, si te vacunas y llegas a contraer la enfermedad, lo más probable es que no te enfermes gravemente ni mueras a causa de ella. Un buen trato, ¿no?

¿Cuánto protegen las vacunas contra el covid-19? 3:14

Es igualmente importante señalar que los jóvenes somos una población crítica que debería vacunarse para evitar la prolongación de esta pandemia. Somos mucho más propensos a pasar tiempo en entornos sociales con mucha gente, yendo a bares y restaurantes, bailando, etc., especialmente ahora que el país ha empezado a relajar sus toques de queda y restricciones. Si las vacunas son muy eficaces, y los jóvenes no se vacunan, seguiremos propagando el covid-19 entre nosotros, como hemos visto en Michigan, donde los adultos jóvenes propiciaron el último pico de casos de covid-19.

¿Así es como queremos estar después de todo lo que hemos pasado el año pasado? No lo creo.

Tú quieres estar sano, yo quiero estar sana, queremos que nuestras comunidades sean seguras y queremos poder comprar por fin entradas para el cine y los conciertos. Para ello, necesitamos tener estas vacunas en nuestros brazos. Las investigaciones demuestran que funcionan y que los efectos secundarios son molestos, pero mínimos.

Así que adelante, tómate esa selfie con una bandita en el brazo para demostrar que te vacunaste y saber que hiciste algo bueno tanto para ti como para los demás. O, si lo tuyo es TikTok, haz un video divertido después de haberte vacunado o crea un divertidísimo video explicativo sobre por qué las vacunas son lo mejor. Podemos hacerlo, familia.