Washington (CNN) - Un grupo de mujeres que acusaron públicamente a Donald Trump de acoso y agresión sexual detallaron cómo fue que el empresario convertido en presidente de Estados Unidos las tocó, acarició y besó a la fuerza.

"Esto fue una mala conducta y una perversión por parte del señor Trump. Desafortunadamente, este comportamiento no es raro en nuestra sociedad, y pueden ser víctimas personas de todos los orígenes. La única razón por la que estoy aquí hoy es que este delincuente es ahora el presidente de nuestro país", dijo Rachel Crooks, una exrecepcionista de Bayrock Group que acusó a Trump de besarla en la boca sin su consentimiento en 2005.

Samantha Holvey, la ex Miss Carolina del Norte 2006 que acusó a Trump de inspeccionar concursantes del concurso de belleza, y Jessica Leeds, que acusó al presidente de agarrar su pecho e intentar mover su mano por su falda en un vuelo, también se sentaron con Crooks en una conferencia de este lunes.

LEE: "Debemos escucharlas", dice embajadora de EE.UU. en la ONU sobre mujeres que acusan a Trump

Los relatos de primera mano aparecen en un debate público sobre acoso sexual y hostigamiento, estimulado por una serie de acusaciones contra figuras de alto perfil en la política, Hollywood y el periodismo, y se desata en todo Estados Unidos. Brave New Films, una productora que realizó una película sobre las mujeres que acusaron a Trump de agresión sexual, fue la anfitriona del evento.

Vuelven las denuncias sexuales contra Donald Trump.

Al menos 15 mujeres han presentado una amplia variedad de acusaciones contra Trump, que van desde el acoso sexual y la agresión sexual hasta el comportamiento lascivo en torno a las mujeres. De las mujeres, 13 dicen que Trump las atacó directamente y otras dos dicen que presenciaron un comportamiento que las hizo sentir incómodas. Todos los presuntos incidentes ocurrieron antes de que Donald Trump fuera presidente de Estados Unidos.

El lunes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que las acusaciones tuvieron lugar "mucho antes de que fuera elegido presidente" y que Trump "ha asumido directamente estas acusaciones y ha negado todas estas acusaciones".

Sanders también afirmó que "testigos presenciales" respaldaron las versiones de Trump.

"El presidente ha negado cualquiera de estas acusaciones, al igual que los testigos presenciales", dijo Sanders. "Varios informes han demostrado que esos testigos también respaldan la versión del presidente en este proceso y, una vez más, el pueblo estadounidense lo sabía y votó por el presidente y sentimos que estamos listos para superar ese proceso".

Al ser consultado por CNN para detallar estos relatos de testigos presenciales, un funcionario de la Casa Blanca tomó nota de dos informes que se hicieron públicos durante la campaña de 2016, uno de The New York Post y otro de The New York Daily News.

LEE: Todas las mujeres del presidente son cómplices

El primer testigo ocular fue Anthony Gilberthorpe, quien la campaña de Trump puso a disposición del Correo durante el concurso de 2016 para refutar la afirmación de Leeds de que Trump la había manoseado en un vuelo. Gilberthorpe afirmó estar en el mismo vuelo y ha sido conocido en los medios británicos por hacer afirmaciones sobre la conducta sexual de los políticos.

La segunda testigo presencial es Katie Blair, Miss Teen USA 2006, quien le dijo a TMZ que nunca vio a Trump ir a los bastidores durante un concurso de belleza.

"En cuanto a los rumores que lo rodean tras bambalinas y cosas por el estilo, camerinos, absolutamente no", le dijo a TMZ, pero Blair no estuvo presente en el concurso Miss Teen USA de 1997, evento en el que ocurrió el hecho denunciado.

Donald Trump presumió en el programa de Howard Stern en 2005 sobre ir detrás del escenario durante los concursos de belleza.

"Antes de un espectáculo, voy detrás del escenario y todas se visten, y todo lo demás, y ya saben, no hay hombres en ningún lado, y me permiten entrar porque soy el dueño del concurso y estoy inspeccionándolo ", dijo. "Sabes, estoy inspeccionando porque quiero asegurarme de que todo esté bien", refirió entonces.

LEE: El acoso sexual está en todo el mundo: estas son las escalofriantes cifras globales

La Casa Blanca no proporcionó otros ejemplos de testigos oculares que corroboren las negaciones del presidente a las acusaciones.

Además de la mujer en la conferencia de prensa el lunes, las acusadoras de Trump incluyen a Temple Taggart, la ex Miss Utah USA que acusó a Trump de besarla en los labios en 1997; Mindy McGillivray, quien acusó a Trump de agarrar su trasero en su club Mar-a-Lago en Florida en 2003 y Natasha Stoynoff, quien acusó a Trump de "forzar su lengua" por su garganta durante una sesión de fotos en Mar-a-Lago en 2005.

Crooks pidió al Congreso que "deje de lado las afiliaciones partidarias e investigue la historia de mala conducta sexual de Trump".

"En un entorno objetivo, sin duda, una persona con este historial habría ingresado al cementerio de las aspiraciones políticas, para nunca más volver", dijo. "Sin embargo, aquí estamos con ese hombre como presidente", agregó.

Leeds aseguró que si bien algunas áreas de la sociedad "son responsables de comportamientos no deseados (...) no responsabilizamos a nuestro presidente por lo que es y lo que es".

Trump ha negado vehementemente las acusaciones.

"Los eventos nunca sucedieron. Nunca. Todos estos mentirosos serán demandados después de que terminen las elecciones", dijo Donald Trump meses antes de las elecciones de 2016 en Gettysburg, Pensilvania. Trump, sin embargo, nunca ha presentado una demanda contra los acusadores.

Sanders dijo a principios de este año que la posición de la Casa Blanca es que todas las mujeres mienten.

"Sí, lo hemos tenido claro desde el principio y el presidente ha hablado al respecto", dijo Sanders en octubre.

Trump abrió las compuertas de acusaciones contra él durante la campaña de 2016, cuando minimizó el lanzamiento de un video de "Access Hollywood" de 2005 que lo mostraba diciendo que era capaz de "agarrarlas por la va**na" porque era famoso.

Trump restó importancia a sus comentarios, al asegurar que se trataba de "charlas de vestuario", en el segundo debate presidencial, y dijo que nunca besó ni buscó a mujeres sin su consentimiento.

Pero no todos los cercanos al presidente han minimizado las denuncias.

La embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, aseveró que las mujeres que acusan a un hombre de comportamiento sexual inapropiado, incluido Trump, "deben ser escuchadas".

"Bueno, quiero decir, ya sabes, lo mismo, las mujeres que acusan a alguien deben ser escuchadas", dijo Haley cuando se le preguntó específicamente sobre los acusadores de Trump. "Deberían ser escuchadas y deberían ser tratadas. Y creo que hemos tenido noticias suyas antes de las elecciones. Y creo que cualquier mujer que se haya sentido violada o se sienta maltratada de alguna manera tiene todo el derecho a hablar".

El nuevo enfoque en los acusadores de Trump se produce cuando Roy Moore, candidato del Senado de Alabama, lucha para ganar un asiento republicano. Ello pese a las acusaciones de que mantuvo relaciones con adolescentes, incluyendo la violación sexual a un joven de 16 años, cuando Moore tenía 30. Moore ha negado todas las acusaciones.

Trump ha respaldado a Moore a pesar de las acusaciones y ha planteado preguntas sobre las mujeres denunciantes. Trump viajó a Florida, a pocos kilómetros de la frontera con Alabama, para reunir apoyo para el candidato al Senado y ha tuiteado reiteradamente sobre la necesidad de respaldar a Moore y mantener a su oponente demócrata, Doug Jones, fuera del Senado.

Dos senadores demócratas —Cory Booker de Nueva Jersey y Jeff Merkley de Oregon— pidieron la renuncia de Trump por las múltiples acusaciones de acoso sexual y agresión sexual en su contra.

Las llamadas se producen días después de que el senador Al Franken, un demócrata de Minnesota, anunciara su intención de renunciar por acusaciones de agresión sexual.

"Acabo de ver cómo el senador Al Franken hace lo más honorable y renuncia a su cargo", dijo Booker. "Mi pregunta es, ¿por qué Donald Trump no hace lo mismo? ¿Quién tiene acusaciones más serias contra él, con más mujeres que se han presentado? El patrón de hechos en él es mucho más contundente que el patrón de hechos en Al Franken. "