(CNN) - Un hombre de Carolina del Norte murió después de contraer una infección bacteriana relacionada con el huracán Florence, mientras hacía trabajo de jardinería, reportó la afiliada de CNN WECT.

Ron Phelps, de Wilmington, se raspó la pierna y esta herida se infectó, por lo que los médicos tuvieron que amputarla, reportó la cadena. Pero esto no fue suficiente para salvarlo.

La familia de Phelps alertó a los miembros de la comunidad a través de una página de Facebook con cerca de 9.000 seguidores. En esta compartiría fotos y recuerdos de la ciudad natal que él conocía, informó WECT.

En esta imagen se ve una casa totalmente inundada por las lluvias ocasionadas por el huracán Florence, cerca de Crabtree Swamp, el 26 de septiembre de 2018, en Conway, Carolina del Sur. (Crédito: Sean Rayford/Getty Images)

Al final, su sobrina anunció su muerte: “Tristemente tengo que decirles que el tío Ronnie murió pacíficamente esta mañana. A él le gustaba ser amigo de cada uno de ustedes”, publicó Paula Phelps Turner.

Carolina del Norte ha registrado 39 muertes relacionadas con el huracán Florence, según un comunicado del martes de la oficina del gobernador, Roy Cooper. La mayoría de estas fueron debido a vehículos atrapados en inundaciones, pero algunas de estas muertes han sido relacionadas con la limpieza.

Al menos ocho muertes en Carolina del Sur y tres en Virginia también han estado vinculadas con la tormenta.

“Hemos visto algunas infecciones bacteriales de cortes y raspones” entre aquellos que hacían trabajo de limpieza, dijo David Howard, subdirector de salud pública en el condado de New Hanover, donde está ubicado Wilmington.

“Realmente se trata de infecciones bacterianas que son comunes en el medio ambiente, que terminan en aguas de inundación a las que las personas normalmente no están expuestas en gran cantidad”, dijo él.

El Centro Médico Regional de New Hanover dijo en un email que ha atendido personas por picaduras de insectos, laceraciones y heridas punzantes, problemas de oxígeno en el hogar, diálisis y problemas relacionados con el estrés y la ansiedad.

El doctor De Winter, del equipo de emergencia en el hospital, le dijo a WECT que “hemos visto muchas enfermedades relacionadas con el calor asociadas con personas que trabajan fuera durante largas horas, se cansan y posiblemente también se caen de los techos".

Las personas con sistemas inmunes débiles, como los ancianos, están en riesgo particular por infecciones bacterianas, dijo Howard. El Departamento de Salud ha administrado vacunas contra el tétano a algunos involucrados con esfuerzos de limpieza, que también podrían estar en mayor riesgo.

Las autoridades han advertido a los residentes que permanezcan fuera del agua para evitar bacterias dañinas y otras infecciones. Las autoridades de Carolina del Norte y del Sur también alertaron de peligros como mosquitos, moho y serpientes después de la tormenta, que tocó tierra el 14 de septiembre cerca de Wrightsville Beach, Carolina del Norte.

Dos de las industrias más grandes de Carolina del Norte, la cría de cerdos y la generación de energía con carbón, también están creando riesgos para la salud de los residentes. Los pozos de desechos desbordados de granjas porcinas contienen bacterias como la salmonela y el E. coli, mientras que las cenizas de carbón contienen metales pesados como el plomo, el mercurio y el arsénico.

Wilma Subra, química y científica de salud ambiental en Louisiana, le dijo a CNN que los residentes deberían preocuparse por la contaminación en sus patios y hogares. Ella recomendó a las personas usar equipos de protección al limpiar, ya que incluso las amenazas a la salud comunes en otros huracanes, como la exposición a aguas residuales, podrían ser un problema.