CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Guerra en Siria

Siria

El hijo recién nacido de la novia británica de ISIS, Shamima Begum, murió en Siria

Por Eliza Mackintosh, Hamdi Alkhshali

(CNN) — El hijo recién nacido de Shamima Begum, la novia británica de ISIS falleció, según confirmó la Media Luna Roja Kurda a CNN.

Begum, que abandonó el este de Londres para unirse a ISIS en Siria cuando tenía 15 años, ocupó los titulares internacionales el mes pasado cuando suplicó públicamente al gobierno del Reino Unido que le permitiera regresar. Tenía 19 años cuando dio a luz a su bebé, Jarrah, en un campamento de refugiados sirios en febrero.

Después de que la salud del bebé se deterioró este jueves, el personal médico de la Media Luna Roja Kurda transfirió a la madre y al bebé del campamento al-Hawl al hospital principal de la ciudad de Al-Hasakah, en el norte de Siria. El bebé murió pocas horas después de llegar al hospital, dijo la ONG.

La muerte de su hijo se produce después de que la Secretaria de Interior del Reino Unido, Sajid Javid, decidiera revocar su ciudadanía británica.

LEE: Las fuerzas respaldadas por EE. UU. se enfrentan a una feroz resistencia de ISIS en la ‘batalla final’

En respuesta a la noticia, un portavoz del gobierno británico le dijo a CNN que “la muerte de cualquier niño es trágica y profundamente angustiante para la familia”.

Pero el portavoz agregó que la Oficina de Relaciones Exteriores del Reino Unido “ha aconsejado sistemáticamente no viajar a Siria” desde 2011.

“El gobierno continuará haciendo todo lo posible para evitar que las personas se involucren en el terrorismo y viajen a zonas de conflicto peligroso”.

Shamima Begum, en una imagen sin fecha registrada.

Inicialmente hubo informes contradictorios sobre el bienestar del bebé, con Mustafa Bali, el portavoz de las Fuerzas Democráticas de Siria, diciendo en Twitter que los informes sobre la muerte del bebé eran falsos. CNN se ha contactado con la Oficina de Relaciones Exteriores y del Commonwealth del Reino Unido para realizar comentarios, pero aún no ha recibido una respuesta.

El hijo de Begum es uno de los muchos niños que murieron huyendo de los combates en el último enclave sirio de ISIS, Baghouz. Según el Comité de Rescate Internacional, casi 100 niños han muerto en el camino o poco después de llegar al campo de refugiados de al-Hawl, en el norte de Siria, debido a la falta de alimentos, agua y atención médica.

Refiriéndose a al-Hawl antes de dar a luz, Begum le dijo al periódico británico The Times que quería volver a casa para tener a su hijo. Dijo que ya había tenido otros dos hijos que murieron por malnutrición y enfermedades.

Días más tarde, tuvo a su bebé y, en las semanas posteriores, ha estado luchando contra los planes del gobierno del Reino Unido para revocar su ciudadanía, a fin de evitar que regrese a casa.

ITV News, afiliado de CNN, informó que la familia de Begum había recibido una carta de la Oficina Central que decía que se había emitido una orden para eliminar su ciudadanía.

La carta le pedía a la familia de Begum que le informara de la decisión y de su derecho a apelar.

Begum le dijo a ITV que era “un poco desgarrador leer” una copia de la carta, calificando la jugada de “difícil de asimilar” y “un poco injusta para mí y para mi hijo”.

La decisión provocó un debate sobre su legalidad. Un portavoz del Ministerio del Interior dijo a CNN que el ministro del Interior puede privar a alguien de su ciudadanía británica “donde no dejaría al individuo apátrida”.

LEE: Los combatientes de ISIS han estado huyendo de Siria a Iraq, quizás con millones de dólares

La familia de Begum es de origen bangladesí, según Dal Babu, ex superintendente jefe de la Policía Metropolitana, que ha estado en contacto con la familia. Sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bangladesh dijo en un comunicado que Begum no es ciudadana de Bangladesh ni ha visitado el país.

La hermana de Begum, Renu, le escribió a Javid el mes pasado y le pidió ayuda para traer al hijo recién nacido de Shamima al Reino Unido. En una carta obtenida por la BBC, Renu dijo que el hijo de su hermana era “el verdadero inocente” y agregó que “no debería perder el privilegio de ser criado en la seguridad de este país”.

Javid ha sugerido previamente que los hijos de los yihadistas que pierden su ciudadanía podrían ser británicos.

“Los niños no deben sufrir, por lo que si un padre pierde su ciudadanía británica, no afecta los derechos de su hijo”, dijo Javid.

Elizabeth Wells, de CNN, en Atlanta y Max Ramsay en Londres contribuyeron a este informe.