CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Drogas

Marihuana legal: los países de América que han legalizado el cannabis y los que no

Por CNN Español

(CNN Español) — En América Latina al menos siete países han aprobado la marihuana con fines medicinales, y solo uno, Uruguay, legalizó su consumo con fines recreativos, convirtiéndose en el primer país del mundo en hacerlo.

El 17 de septiembre de este año, Ecuador se unió a la lista de países que han legalizado la marihuana con fines medicinales; en Colombia —que en 2016 legalizó la marihuana medicinal— se abrió un debate que será llevado al Congreso para legalizar su consumo recreativo.

Países como Argentina, Chile, México, Perú y Paraguay también han aprobado el cannabis medicinal. En Puerto Rico la marihuana con fines medicinales también está autorizada.

En México el consumo recreativo de la marihuana sigue siendo ilegal a pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación autorizó en 2015 el uso y cultivo de marihuana con fines de autoconsumo y recreativo a cuatro personas que lo solicitaron.

Países en los que es ilegal

En países como Bolivia, Cuba, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, República Dominicana y Venezuela, el consumo de marihuana en cualquier caso es ilegal.

En Brasil la Ley de Drogas castiga la posesión y consumo de drogas. Y desde 2015 la Corte Suprema de Brasil discute la despenalización del porte y consumo personal de sustancias ilícitas, pero hasta el momento no ha llegado a una conclusión. Aunque en Brasil la marihuana medicinal no está legalizada, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) incluyó en 2017 el cannabis sativa dentro de la lista oficial de medicamentos.

“La inclusión no cambia las reglas para importar cannabidiol u otros extractos de marihuana. La medida tampoco es una autorización o reconocimiento del cannabis como planta medicinal”, dice la ANVISA. Es decir, las sustancias de la planta están autorizadas, pero no la planta en sí.

En Panamá, sin embargo, aunque se ha presentando un proyecto de ley para regularla con fines medicinales, se permite “registrar el cannabidiol y usarse con fines médicos”, según el Ministerio de Salud.

En Costa Rica el cannabis es una sustancia prohibida por ley, y aunque sanciona penalmente su producción, distribución y venta, no considera su consumo como un delito, sino como un problema de salud pública, como una enfermedad que necesita de tratamiento y rehabilitación, según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas del Instituto de Drogas y Farmacodependencia de Costa Rica, publicado en 2012.

Otros países

Después de Uruguay, Canadá fue el segundo país del mundo, y el primer país del G7, legalizar la marihuana con fines recreativos.

Con esta legislación, los adultos podrán llevar y compartir hasta 30 gramos de marihuana legal en público. También podrán cultivar hasta cuatro plantas en sus casas y preparar productos como los que puedan ser comidos para uso personal.

Los consumidores compran marihuana de minoristas regulados por provincias, territorios o, cuando ninguna de esas opciones esté disponible, productores con licencia federal. La marihuana tampoco se venderá en el mismo lugar que el alcohol o el tabaco.

Entre tanto, once estados en los Estados Unidos y el Distrito de Columbia ahora permiten el uso recreativo de la marihuana. La marihuana medicinal es legal de alguna forma en 30 estados, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. Cualquier persona mayor de 21 años puede comprar marihuana medicinal en Colorado, Washington, Oregon y Alaska.

La industria de la marihuana registró ventas de casi 9.000 millones de dólares en 2017 solo en Estados Unidos, según BDS Analytics. Los ingresos de esas ventas son equivalentes a toda la industria de golosinas.

Portugal es pionero en lo que respecta a las leyes de reforma de drogas, ya que este país despenalizó la posesión de todas las drogas, no solo el cannabis, para uso personal en 2001. Como resultado, el país tiene la mayor evidencia sobre el impacto y el cambio que puede tener en la política de drogas en el país.

Irlanda, Australia, Jamaica y Alemania aprobaron medidas en 2016 para su uso medicinal, mientras que Australia también otorgó permiso a las empresas para solicitar licencias para fabricar o cultivar productos de marihuana con fines medicinales y realizar investigaciones relacionadas.

Las altas cortes en Sudáfrica y en Georgia también revocaron las prohibiciones sobre el cannabis, legalizando la planta para su uso individual.

Y sobre el cannabis medicinal, Sri Lanka, Tailandia y Reino Unido aprobaron el uso de la planta en 2018.

A fines de noviembre, Luxemburgo, la pequeña nación europea, anunció que la marihuana pronto sería legalizada para uso recreativo para adultos.