CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empleo

El gobierno de Trump está abierto a una segunda ronda de pagos de estímulo económico. Así es como podría ser

Por Katie Lobosco

Washington (CNN) — Una segunda ronda de pagos de estímulo está en la mesa de negociaciones en Washington, pero algunos de los 160 millones de personas que recibieron dinero en la primera entrega podrían quedar fuera de estos pagos.

En cambio, el gobierno de Trump está presionando por un enfoque más limitado. Es más probable que obtenga el apoyo republicano en el Congreso, donde se espera que los legisladores consideren otro proyecto de ley de gasto económico, a fines de julio.

«Hay muchas discusiones en curso. Probablemente, nos gustaría enfocarnos en aquellas personas que perdieron sus empleos y que más lo necesitan», dijo el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, en una entrevista con Fox Business, el martes.

Otros 1,5 millones de solicitudes de desempleo en EE.UU. 0:59

Sus declaraciones siguieron a los comentarios del presidente Donald Trump, a principios de semana, que sugerían que los estadounidenses recibirían una segunda ronda de cheques que serían «muy generosos».

El Congreso incluyó la primera ronda de pagos de estímulo en la amplia respuesta económica de US$ 2 billones a la pandemia, aprobada en marzo. Proporcionó pagos directos de hasta US$ 1.200 para individuos y US$ 2.400 para familias. La elegibilidad se basaba en gran medida en los ingresos y las personas que ganaban más de US$ 99.000 y las parejas casadas sin hijos que ganaban más de US$ 198.000, por ejemplo, fueron excluidas.

publicidad

El Departamento del Tesoro y el Servicio de Impuestos Internos trabajaron para enviar el dinero a través de depósitos directos, o como cheques y tarjetas de débito enviadas por correo. Comenzaron a salir a mediados de abril y se han desembolsado a casi 160 millones de personas por un total de US$ 267.000 millones.

Jerome Powell: Los empleos no se recuperarán pronto

El programa puso dinero rápidamente en manos de las personas a medida que el desempleo se disparó. Combinado con un subsidio de seguro de desempleo aumentado, la respuesta económica federal más que compensó la disminución de las ganancias y, de hecho, condujo a una disminución de la pobreza, según un informe de investigadores de la Universidad de Chicago y la Universidad de Notre Dame.

Pero algunos economistas dicen que un enfoque dirigido sería más efectivo.

El problema con los controles de estímulo fue que la ayuda «no coincidía» con la necesidad, dijo John Friedman, profesor de la Universidad de Brown que está rastreando los impactos económicos del nuevo coronavirus con un equipo de investigadores con sede en Harvard llamado Opportunity Insights.

Si bien la primera ronda de pagos aumentó el gasto, la mayor parte del salto fue de hogares de bajos ingresos. Eso ayudó a esas familias a pagar cuentas y comprar comestibles. Pero no les ayudó a mantener sus trabajos porque los ricos, por otro lado, redujeron sus gastos. Eso, a su vez, perjudicó a los trabajadores de bajos salarios cuyos trabajos están en códigos postales ricos, según su investigación.

Darle a la clase alta más dinero no va a resolver ese problema si todavía hay una crisis de salud pública y algunas personas no se sienten cómodas para salir a comer y comprar.

Por eso, Friedman argumenta que el nuevo dinero de estímulo debe estar dirigido tanto a los hogares de bajos ingresos como a las personas que vieron una gran pérdida de ingresos.

«No soy fanático de los cheques de US$ 1.200. para algunas personas, era muy poco si simplemente perdían su trabajo. Para otras personas, que mantuvieron sus trabajos, no era necesario», dijo Stijn Van Nieuwerburgh, un profesor en la Columbia Business School.

Hay un par de razones, argumenta, que el Congreso debería tener en cuenta en cómo está gastando más dinero. Una, es que el Gobierno federal ya ha gastado más de US$ 3 billones en su respuesta económica y está experimentando un déficit masivo. En segundo lugar, es muy posible que una segunda ola del virus cierre ciudades y estados nuevamente en el otoño.

¿Quién ayuda a los indocumentados en la pandemia? 3:30

«La pandemia aún no ha terminado. No podemos disparar todas nuestras balas en los primeros meses», dijo Nieuwerburgh.

Ambos economistas apuntan a extender los beneficios del seguro de desempleo, de alguna forma, como una manera de apuntar a aquellos que más lo necesitan.

El Congreso aumentó los cheques de desempleo en US$ 600 por semana y agregó 13 semanas de pago, más allá de lo que ofrecen los estados. El dinero adicional expirará el 31 de julio sin acción del Congreso, pero la extensión de 13 semanas permanecerá vigente hasta fin de año.

Extender los beneficios de desempleo podría ser otra cosa que el Congreso considerará en julio, junto con apoyo adicional para pequeñas empresas y financiamiento para estados y ciudades.

Ahora hay un acuerdo general de que hay que hacer algo, pero hay una división entre los republicanos, que controlan el Senado, sobre cómo debería ser eso, y no están unificados sobre si debería incluir más pagos de estímulo directo.

«No creo que sea una buena idea en este momento», dijo a CNN el senador republicano Pat Toomey, de Pensilvania.

— Phil Mattingly y Jason Hoffman de CNN contribuyeron a este informe.