CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Cómo planea Biden cambiar la respuesta de EE.UU. a la pandemia

Por Jen Christensen

(CNN) — El presidente electo, Joe Biden, y la vicepresidenta electa, Kamala Harris, dicen que llevarán la respuesta de Estados Unidos a la pandemia del covid-19 en una dirección radicalmente diferente.

«La pandemia se está volviendo significativamente más preocupante en todo el país», dijo Biden el viernes. «Quiero que todos sepan que desde el primer día vamos a poner en marcha nuestro plan para controlar este virus».

Hubo un número enorme de casos nuevos la semana pasada, y para cuando Biden asuma el cargo el 20 de enero, el influyente modelo del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington proyecta que habrá más de 372.000 muertes por covid-19. Eso es 135.000 más que el total actual.

«Para cuando la administración Biden-Harris asuma el control, este virus ya habrá corrido desenfrenado por las comunidades de Estados Unidos», dijo el domingo a CNN la Dra. Megan Ranney, médica de emergencias de la Universidad de Brown.

Si bien la administración del presidente Donald Trump promocionó el fin de la pandemia como uno de sus logros, Biden ha presentado un plan para la pandemia en el sitio web de su campaña y ahora está en el sitio web de transición Biden-Harris publicado el domingo.

Se espera que Biden anuncie el lunes los nombres de la docena de líderes que formarán parte de su grupo de trabajo sobre el coronavirus. CNN informó el sábado que estará dirigido por el exdirector de Sanidad Dr. Vivek Murthy, el excomisionado de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) Dr. David Kessler, y la Dra. Marcella Núñez-Smith de la Universidad de Yale.

publicidad

Eso no significa que el grupo de trabajo de Trump sobre el coronavirus de la Casa Blanca apague las luces.

LEE: ANÁLISIS | Trump en negación sobre su derrota electoral mientras Biden se prepara para luchar contra el covid

El Dr. Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown, dijo el domingo en CNN que es de vital importancia que los respectivos equipos de trabajo sobre coronavirus de Trump y Biden trabajen juntos.

«Primero y más importante, creo que deberíamos exigir que haya cooperación», dijo Jha.

Aquí hay cinco formas en que Biden dice que la respuesta al coronavirus de EE.UU. cambiará cuando sea presidente.

Más pruebas de covid-19 y rastreo de contactos

El número uno en la lista de promesas de Biden es más pruebas y rastreo de contactos.

Las pruebas se han incrementado drásticamente desde los primeros días de la pandemia. Pero los científicos dicen que la nación necesita decenas de millones de pruebas por día para mantener el país abierto de manera segura. E incluso 10 meses después de la pandemia, todavía no hay suficientes.

Sin las pruebas, los científicos no pueden tener una idea clara de dónde se está propagando el virus. Dado que se estima que hasta un 40% de los casos de covid-19 son asintomáticos, un resultado rápido de la prueba es clave para detener la propagación de la enfermedad. Y la investigación ha encontrado que alrededor del 75% de los contactos infectados deben ser puestos en cuarentena para detener la propagación.

Biden promete que todos los estadounidenses tendrán acceso a «pruebas regulares, confiables y gratuitas».

Dicen que duplicarán los sitios de prueba de autoservicio, invertirán en nueva tecnología y crearán un Cuerpo de Empleos de Salud Pública de EE.UU. que movilizaría «al menos 100.000» rastreadores de contactos culturalmente competentes.

Biden dice que también tomaría prestada una página de la administración de Franklin D. Roosevelt y crearía algo parecido a la Junta de Producción de Guerra, que ayudó a supervisar la conversión de fábricas en tiempos de paz en plantas que fabricaban equipo militar y armas. Una Junta de Pruebas Pandémicas, dice Biden, ayudaría a producir y distribuir decenas de millones de pruebas.

Inversión adicional en vacunas y tratamientos de covid-19

Desde marzo, la administración de Trump ha gastado miles de millones para desarrollar y ampliar las vacunas y tratamientos de covid-19 a través de Operation Warp Speed («Operación Máxima Velocidad»).

Su objetivo es producir y administrar 300 millones de dosis de vacunas seguras y eficaces para enero de 2021.

Varias vacunas potenciales se encuentran en ensayos a gran escala. Los estados presentaron sus planes de distribución de vacunas ante los CDC hace semanas. Pero no han recibido fondos del Congreso para comenzar a construir la infraestructura que necesitarán para distribuir esas vacunas a decenas de millones de personas.

Biden promete invertir US$ 25.000 millones más para fabricar y distribuir vacunas a todos en EE.UU. de forma gratuita.

Dicen que la política no influirá en la aprobación de una vacuna y que la nueva administración hará que los datos clínicos de cualquier vacuna aprobada estén disponibles públicamente.

La campaña de Biden también prometió que las terapias y los medicamentos serían asequibles.

LEE: Trump aseguró que tendría una vacuna antes de las elecciones, una promesa que no cumplió

Máscaras obligatorias y más equipo de protección

Biden ha dicho que trabajaría con los gobernadores y alcaldes locales para exigir máscaras en público. Un estudio de modelos de octubre mostró que si el 95% de los estadounidenses usaran máscaras, se podrían salvar más de 100.000 vidas con covid-19.

El equipo de Biden también dice que se ocupará de los problemas con el equipo de protección personal para los trabajadores de la salud.

Varios estudios han demostrado que ha habido una grave escasez de equipo de protección personal desde principios de 2020, y algunas escaseces han empeorado, según un análisis de septiembre de la Asociación Estadounidense de Hospitales.

A menudo, el personal médico y de hogares de ancianos ha tenido que reutilizar guantes, máscaras y otros equipos de protección bajo su propia responsabilidad. El sindicato Unión Nacional de Enfermeras estima que más de 1.700 trabajadores de la salud han muerto en la pandemia. Entre marzo y mayo, el 6% de todos los pacientes hospitalizados con covid-19 eran personal de atención médica, según un informe de los CDC en octubre.

Si bien la administración de Trump ha afirmado utilizar la Ley de Producción de Defensa para aumentar la producción de equipos de protección, un análisis no partidista de septiembre encontró que rara vez lo ha hecho.

Biden dijo que usaría ese poder para asegurarse de que las existencias de suministros nacionales se repongan por completo. También prometió ayudar a crear productos de origen estadounidense para que Estados Unidos no dependa de otros países.

Además de alentar al Congreso a aprobar un paquete de emergencia para ayudar a las escuelas a pagar los suministros pandémicos, la administración de Biden crearía un «paquete de reinicio» para ayudar a las pequeñas empresas a pagar el equipo de protección y el plexiglás.

LEE: Biden planea acciones ejecutivas que revertirían las políticas de Trump

Un impulso para una ‘guía clara, consistente y basada en evidencia’

La administración de Biden también dice que alentaría a los CDC a tomar un papel más activo en brindar orientación específica a las comunidades sobre cuándo deben cerrar. Los críticos de Trump dicen que la agencia ha sido marginada a favor de la reapertura de la economía.

El equipo de Biden dice que crearía un Panel de Control de Pandemias a nivel nacional para que las personas pudieran medir por sí mismas, en tiempo real, cuánta enfermedad hay en su código postal. Ese nivel de datos ha sido difícil de encontrar.

Biden también crearía un Grupo de Trabajo de Disparidades Raciales y Étnicas de Covid-19 que se convertiría en un Grupo de Trabajo de Disparidades Raciales de Enfermedades Infecciosas permanente después de la pandemia que abordaría los problemas con las disparidades en el sistema de salud pública. Las comunidades negras, hispanas e indígenas americanas han tenido tasas significativamente más altas de infección y hospitalización.

Biden envía un mensaje de fe a las víctimas de covid-19 1:44

Reincorporarse a la OMS y buscar amenazas futuras

La administración de Trump inició formalmente el proceso de salida de la Organización Mundial de la Salud en julio. Biden dice que restablecería la relación de Estados Unidos con la OMS.

La administración de Biden también dice que planea expandir las filas de supervisores de los CDC, para que sus detectives de enfermedades puedan detectar amenazas futuras. La administración de Trump había eliminado algunos de esos puestos de trabajo, incluso en la oficina de China.

Durante la administración de Trump finalizó PREDICT, el programa de seguimiento de patógenos que busca amenazas de enfermedades futuras como el coronavirus. Biden dijo que lo relanzaría.

Biden también dijo que restablecería la Dirección de Seguridad Sanitaria Global y Biodefensa del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, que la administración de Trump había incorporado a otra organización en 2018. Había sido creada por la administración de Obama en 2016 para ayudar a manejar amenazas como el ébola.

Maggie Fox, Lauren Mascarenhas, Leanna Faulk, Dan Merica y Jeff Zeleny de CNN contribuyeron a este informe.