CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Análisis

ANÁLISIS | Trump considera otorgar indultos preventivos como una póliza de seguro familiar: ¿puede hacer eso con sus hijos?

Por Zachary B. Wolf

(CNN) -- Perdóname.

Es algo que le pides a alguien más por algo que ya has hecho. Y así, más o menos, es como ha sido visto en la Constitución el indulto.

Pero cada día trae nuevos reportes sobre cómo el presidente Donald Trump podría modificar creativamente los límites de su amplio poder de indulto no solo para protegerse a sí mismo, sino también para proteger a sus hijos y a sus socios más cercanos de futuros problemas legales, todas medidas que pondrían a prueba el espíritu de ese poder y el precedente legal.

Trump aún tiene que reconocer su derrota electoral, pero claramente está mirando hacia la puerta. Hemos escuchado sobre su interés en usar el poder de indulto sobre sí mismo, una aplicación profiláctica que no está específicamente prohibida, pero que traicionaría el principio legal sobre juzgarse a uno mismo.

También supimos el martes que el Departamento de Justicia investiga un posible plan de soborno a cambio del indulto presidencial, aunque los detalles son pocos y no se han formulado cargos. CNN también ha informado sobre la consideración de Trump de indultar a:

  • Ivanka Trump y su esposo, Jared Kushner, quien trabajó para él en sus campañas y en la Casa Blanca.
  • Donald Trump Jr. y Eric Trump, quienes ayudaron con sus campañas y dirigieron sus negocios y su organización benéfica ahora desaparecida.
  • Rudy Giuliani, quien buscó información negativa sobre Joe Biden de gobiernos extranjeros y ha sido el abogado de Trump.

Trump ya indultó a su exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, quien se declaró culpable dos veces de mentir al FBI pero aún no había sido condenado, por todos y cada uno de los delitos relacionados con la investigación del fiscal especial.

publicidad

Lo que comparten el posible autoindulto, el espectro de indultos familiares y el indulto de Flynn es que se adelantan a futuros enjuiciamientos.

Investigan posible soborno a cambio de indulto presidencial 1:48

¿Por qué tenemos indultos?

Frank Bowman, un experto constitucional de la Facultad de Derecho de la Universidad de Missouri, ha escrito un estudio que se publicará próximamente, "Los indultos presidenciales y el problema de la impunidad", y rastrea la historia del poder del indulto hasta los británicos.

Como hizo con un libro anterior sobre los juicios políticos, Bowman establece distinciones entre el principio adoptado en Estados Unidos para un indulto presidencial y el de los indultos reales empleados por los reyes británicos.

Habla en particular de Carlos II, quien como rey después de la Restauración en la década de 1660 estaba corto de efectivo y tenía problemas para conseguir dinero del Parlamento. En nombre del rey, el conde de Danby ofreció mantener a los británicos fuera de la guerra de Francia con los holandeses a cambio de pagos en efectivo al rey. (Hablemos de un quid pro quo: nos mantendremos al margen de su guerra. Solo pague a nuestro Rey. Él también podría convertir al país al catolicismo).

El Parlamento acusó a Danby. Carlos lo indultó. Fue controvertido. Años más tarde, el Parlamento encontró una manera de quitar el juicio político del poder de indulto cuando Guillermo y María tomaron el trono. Hoy en día, esa misma advertencia sobre el poder del indulto se encuentra en la Constitución de Estados Unidos. Pero, aparte de eso, los redactores le dieron al presidente una gran autoridad.

Antecedentes de indultos

Hasta ahora, el poder del indulto se ha utilizado con moderación. Los mayores indultos fueron el indulto del presidente Andrew Johnson a los exconfederados y el indulto del presidente Jimmy Carter a los evasores del servicio militar después de Vietnam.

El más amplio fue el indulto general del presidente Gerald Ford a su predecesor, Richard Nixon. Emitido un mes después de la renuncia de Nixon, la idea era que el país debía seguir adelante.

Bowman señala un caso de la Corte Suprema, Ex parte Garland, que involucra a exconfederados en cargos públicos. La corte hizo referencia al poder casi ilimitado de indultar. "Se extiende a todos los delitos conocidos por la ley y puede ejercerse en cualquier momento después de su comisión, ya sea antes de que se inicien procedimientos legales, durante su tramitación o después de la condena y el juicio", dijo.

Esa redacción de 1886, "en cualquier momento después de su comisión", sugeriría que Trump podría indultar a las personas por cosas que han hecho por las que aún no han sido acusadas, como lo hizo Ford con Nixon, pero no por delitos que no han sido cometidos. Entonces, ¿es posible que salgan a la luz nuevos delitos? Claro. ¿Funcionaría un indulto de Trump para detener su enjuiciamiento? Eso está menos claro.

¿Por qué Trump tendría que otorgar indultos?

El hecho de que el indulto preventivo presume culpabilidad ha sido identificado como un defecto de la idea, aunque Trump se ha convencido tanto a sí mismo y a sus seguidores de que el "estado profundo" ha estado manipulando elecciones y subvirtiendo su presidencia que fácilmente podría justificarse a sí mismo en el sentido de que todos y cada uno de los cargos presentados contra él o sus personas más cercanas serían un fraude.

A mediados de noviembre, Biden sugirió que le gustaría pasar de la era Trump y mirar hacia adelante. Republicanos moderados como el exrepresentante Charlie Dent de Pensilvania han argumentado que Trump ya pagó un precio político. Y que "el juicio político será para siempre una mancha en el historial, la reputación y el legado de Donald Trump. Y hará daño".

Bowman estuvo de acuerdo en que la administración de Biden podría dudar en ir por Trump.

Los indultos presidenciales tienen límites

"Un Departamento de Justicia de Biden será muy cauteloso a la hora de acusar a un expresidente, incluso a Trump. Como deberían ser", dijo Bowman. "Dejando de lado el mal precedente que podría crear para un ciclo de represalias legales después de las elecciones, sería una gran distracción, y condenar a un tipo que obtuvo 70 millones de votos sería muy difícil, independientemente de la fuerza de la evidencia. Y lo último que quieres es una acusación y una absolución", explicó.

Sin embargo, es importante recordar que los indultos presidenciales no sirven de nada en los procedimientos civiles y los tribunales estatales, según Bowman. Tampoco pueden detener al Congreso, y quizás más probable que una investigación criminal sean las investigaciones del Congreso dirigidas por los demócratas de la Cámara de Representantes.

La mayoría de los problemas legales actuales del presidente están a nivel estatal en Nueva York. Allí, el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance, investiga las finanzas de Trump, su evasión de impuestos, su caridad y su participación en pagos de dinero secreto a mujeres que supuestamente han tenido aventuras con él. Pero tampoco conocemos el alcance total de las acciones de Trump, o de las actividades de sus hijos o de Giuliani.