CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Análisis

ANÁLISIS | Biden alcanza los 200 millones de dosis de vacunas. Los próximos 200 millones serán mucho más difíciles

Por Zachary B. Wolf

(CNN) — Ya no se trata de la oferta, sino de la demanda. Este es el momento en el que el Gobierno deja de hacer el esfuerzo de priorizar las vacunas y empieza a tratar de convencer a los escépticos y a los que no quieren vacunarse.

«En pocas palabras, si has estado esperando tu turno, no tienes que seguir haciéndolo», dijo el presidente Joe Biden a los estadounidenses en sus declaraciones de este miércoles. «Ahora es el momento para que todos los mayores de 16 años se vacunen».

EE.UU. sigue avanzando con las vacunas. Biden anunció con orgullo este miércoles que el país ha administrado 200 millones de dosis de vacunas a los estadounidenses en su gobierno. Más de una cuarta parte del país está completamente vacunado y el 40% ha recibido una dosis. Más de la mitad de la población mayor de 18 años se ha vacunado.

Luego, Biden dio un importante giro, tratando de convencer sobre la vacuna a las personas que aún no la quieren con un discurso de varios puntos:

  • Les dijo a los estadounidenses más jóvenes que debían poner de su parte para vacunarse y proteger su propia salud.
  • Lo calificó de «deber patriótico», quizá dirigido a los conservadores.
  • Recordó a los estadounidenses que las vacunas son gratuitas.
  • Pidió a todos los empleadores que concedan tiempo a sus trabajadores para vacunarse, y prometió un beneficio fiscal para hacer la idea más atractiva.

«Vayan a vacunarse antes de finales de mayo», imploró. «Podemos hacerlo».

Biden ha demostrado su habilidad para establecer objetivos alcanzables y atribuirse el mérito de lograrlos. Lo que es o bien hacer políticas de pequeño alcance o bien tener una estrategia realmente buena, según se vea.

publicidad

Así es como pudo presumir que los primeros 200 millones de vacunas en su gobierno se lograron días antes de lo previsto. Ahora bien, el total completo es mayor si se incluyen los millones que se vacunaron en los últimos días de la administración de Trump.

Por otro lado, se espera que los próximos 200 millones de vacunas sean mucho más difíciles que los primeros. Eso a pesar del hecho de que todos los estadounidenses mayores de 16 años ahora deberían ser elegibles para vacunarse.

La Kaiser Family Foundation cotejó el número de personas que se han vacunado, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) con sus encuestas sobre cuántos estadounidenses están dispuestos a vacunarse.

Estas son las cuentas:

  • Personas vacunadas: más del 40% de los estadounidenses se han vacunado, según los últimos datos de los CDC.
  • Personas dispuestas a vacunarse: alrededor del 61% de los estadounidenses en la encuesta de Kaiser, aunque esa cifra ha aumentado a medida que la gente se siente más cómoda con la vacuna.
  • Personas necesarias para alcanzar la inmunidad de grupo: entre el 70% y el 85% de la población, según la mayoría de los expertos.
  • Vacunas administradas al día: ~3 millones o más al ritmo actual.

Conclusión

El universo de personas dispuestas a vacunarse que aún no lo han hecho se está reduciendo. Y en las próximas semanas se prevé que las personas pasen de pedir ser vacunadas a que el gobierno encuentre la manera de llegar al 39%, más o menos, que es escéptico o que no está dispuesto a arremangarse.

Algunos son jóvenes que se creen invencibles. Algunos son conservadores y escépticos del Gobierno. Algunos son personas de color que son escépticas por diferentes razones. Sin embargo, la parte de la presión apenas comienza.

¿Quiénes son los menos propensos a vacunarse?

Harry Enten, de CNN, escribió que tendemos a centrarnos en las divisiones raciales y partidistas. Pero, él analiza las encuestas y dice que eso pasa por alto un punto importante:

Una diferencia poco discutida en la aceptación de la vacunación especialmente preocupante es que los estadounidenses más jóvenes son menos propensos que los mayores a afirmar que se han vacunado o que se vacunarán. Esto es peligroso porque los estadounidenses más jóvenes parecen ser los que tienen más probabilidad de propagar el virus.

Solo el 49% de los menores de 30 años que participaron en la encuesta del mes pasado de la Kaiser Family Foundation dijeron a la empresa encuestadora que se vacunarían lo antes posible o que ya lo habían hecho. Esta cifra es inferior al 61% general y muy por debajo del 81% de las personas mayores.

La indecisión entre los jóvenes podría contribuir a frenar la inmunidad colectiva y podría explicar por qué, a pesar del creciente número de vacunas, el número de infecciones por covid-19 sigue siendo elevado.

Abuelos y abuelas

Enten de nuevo: El hecho de que los más jóvenes hayan sido más lentos en la aceptación de la vacuna es preocupante porque también son los menos propensos a distanciarse físicamente. Según una media de las encuestas de marzo de Axios/Ipsos, los adultos menores de 30 años tenían un promedio de 7 puntos menos propensos a decir que practicaban el distanciamiento físico que los adultos en general.

Biden se dirigió directamente a los jóvenes cuando dijo que la vacuna no solo podría salvar sus vidas, sino también ayudar a detener la propagación en la comunidad y «salvar la vida de sus abuelas».

El siguiente objetivo: el Día de la Independencia. Por lo general, Biden no suele fijarse metas inalcanzables, así que es de suponer que su objetivo de que EE.UU. esté más cerca de la vida normal para el 4 de julio no es del todo descabellado.

Ya en marzo, un análisis de CNN sobre los datos de vacunación sugería que Estados Unidos podría alcanzar la inmunidad de grupo en junio si las vacunas seguían su ritmo. La prueba ahora será mantener el ritmo de vacunación después de que la población dispuesta ya esté saturada de vacunas.