CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Variantes de interés y variantes preocupantes del covid-19: esto es lo que sabemos

Por Maggie Fox

(CNN) — Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) dijeron esta semana que habían designado una variante de coronavirus que se vio por primera vez en la India como una «variante de interés», y la agregó a la creciente colección de variantes virales que está vigilando.

Los fabricantes de vacunas están tan preocupados por la posibilidad de que las nuevas variantes escapen de la protección que ofrece la inmunización que ya están probando dosis de refuerzo y ajustando sus fórmulas de vacunas para apuntar específicamente a algunas de las variantes más preocupantes.

OMS: Variante india de covid-19 es preocupante 0:53

Y los médicos de todo el mundo advierten que surgirán aún más variantes a medida que el virus continúe evolucionando dentro de los cuerpos de las decenas de millones de personas que se están infectando.

Los CDC han designado tres niveles de variantes: variantes de interés, que tienen el potencial de ser peligrosas pero que aún no han causado mucha disrupción; las variantes preocupantes, que son más contagiosas, evaden algunos tratamientos, causan enfermedades más graves o superan las pruebas de diagnóstico; y las variantes de alto riesgo, que evaden significativamente los efectos de vacunas o tratamientos.

«Actualmente, no hay variantes del SARS-CoV-2 que se eleven al nivel de alto riesgo», dicen los CDC.

publicidad

Esto es lo que sabemos sobre las variantes de interés y las variantes preocupantes:

Variantes de interés

En pruebas de laboratorio, se ha encontrado que todas las variantes de interés clasificadas por los CDC resisten el ataque inmunológico en sangre extraída de personas que se han recuperado del covid-19, así como de personas que han sido vacunadas.

B.1.526: Vista por primera vez en Nueva York en noviembre pasado, la B.1.526 tiene lo que se llama una mutación 484. Para comprender las variantes, es importante primero comprender las mutaciones que las caracterizan. La mutación E484K es un cambio en la parte del virus llamada proteína de pico, que es la estructura nudosa que sobresale de la superficie del virus. El cambio, en una región llamada dominio de unión al receptor, hace que el virus se adhiera más fácilmente a las células que infecta y también hace que el virus sea menos reconocible para el sistema inmunológico.

Las pruebas muestran que, en teoría, puede resistir los efectos del tratamiento con anticuerpos monoclonales combinados de Eli Lilly, aunque no está claro si eso se traduce en un fracaso del tratamiento, dicen los CDC. El tratamiento de cóctel de anticuerpos de Regeneron para covid-19 parece funcionar en su contra. También se ha demostrado que resiste el ataque inmunológico en sangre extraída de personas que se han recuperado de covid-19, así como de personas que han sido vacunadas. Representaba poco menos del 9% de las muestras secuenciadas en EE.UU. al 10 de abril.

Una nueva investigación de los CDC publicada esta semana muestra que no está asociada con una infección más grave o un mayor riesgo de reinfección.

B.1.526.1: También vista por primera vez en Nueva York, la B.1.526.1 tiene un patrón diferente de mutaciones en comparación con la cepa original secuenciada de China, incluida una llamada L452R que parece ayudar al virus a infectar células más fácilmente mientras al mismo tiempo, dificulta el ataque de los anticuerpos.

B.1.617: Vista por primera vez en la India en febrero, esta a veces se llama engañosamente una «doble mutante» porque tiene una mutación L452R y una mutación 484, aunque no es exactamente la misma mutación 484 observada en otras variantes preocupantes. La OMS ha designado B.1.617 y sus sublinajes como una «variante preocupante».

B.1.617.1, B.1.617.2 y B.1.617.3: Todas se vieron por primera vez en la India y estaban circulando antes de la B.1.617. Todas tienen las mismas mutaciones que la B.1.617, más algunos extras.

Aunque los funcionarios indios han dicho que estas nuevas variantes están impulsando el aumento en los casos de coronavirus que actualmente está abrumando a los hospitales del país, el director del Centro Nacional para el Control de Enfermedades de la India, Sujeet Singh, dijo la semana pasada que faltan pruebas. «Todavía no hemos podido establecer la correlación epidemiológica y clínica por completo», dijo Singh el miércoles.

Los funcionarios de salud británicos, sin embargo, actualizaron la B.1.617.2 a una variante preocupante el viernes debido a su rápida propagación allí. «Actualmente, no hay evidencia suficiente para indicar que cualquiera de las variantes detectadas recientemente en la India cause una enfermedad más grave o haga que las vacunas actualmente implementadas sean menos efectivas», dijo Public Health England en un comunicado.

El Dr. Chris Whitty, director médico de Inglaterra, dijo durante un webcast de la Royal Society el jueves que las variantes B.1.617 probablemente se encuentran en el medio en términos de peligro entre la B.1.1.7, que parece casi completamente susceptible a las vacunas y tratamientos, y la B.1.351, que se ha documentado que infectaría a personas que se recuperaron de la infección con variantes anteriores del coronavirus, y también evadiría en parte la protección que ofrecen las vacunas.

B.1.525: Vista por primera vez en el Reino Unido y Nigeria, éste porta la mutación E484K. Se ha encontrado en menos del 1% de las muestras analizadas en Estados Unidos. Esa vigilancia está incompleta. Esta semana, la directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, dijo que Estados Unidos ahora está secuenciando aproximadamente el 8% de los aproximadamente 450.000 casos semanales de covid-19 del país.

P.2: Circulando en Brasil desde el año pasado, esta variante también lleva la preocupante mutación E484K y no se ha encontrado ampliamente en todo el mundo.

Covid-19: mortalidad en Sudamérica es la peor del mundo 0:47

Variantes preocupantes

Los CDC las definen como variantes para las que existe evidencia de que son más transmisibles, causan una enfermedad más grave, no responden al tratamiento, evaden la respuesta inmunitaria o no se diagnostican mediante pruebas estándar.

B.1.1.7: Se ha demostrado que la variante B.1.1.7 que se vio por primera vez en el Reino Unido es al menos un 50% más transmisible y alguna evidencia sugiere que puede causar una enfermedad más grave, aunque al menos un estudio no encontró evidencia de esto. Lleva 23 mutaciones, incluida una llamada N501Y que aumenta la transmisión.

Representaba el 60% de todas las muestras analizadas en EE.UU. al 10 de abril, según los CDC. El Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington estima que ahora representa prácticamente todas las nuevas infecciones en 23 estados.

Es completamente susceptible a los tratamientos con anticuerpos monoclonales y a las vacunas.

«Estamos seguros de que las vacunas que están menos disponibles actualmente en el Reino Unido actúan en contra de eso, a efectos prácticos», dijo Whitty.

Un equipo en el estado del Golfo de Qatar probó la efectividad de la vacuna de Pfizer/BioNTech durante un tiempo en el que Qatar estaba viendo la circulación de la variante B.1.351 identificada por primera vez en Sudáfrica y la variante B. 1.1.7 identificada por primera vez en el Reino Unido.

«La efectividad estimada de la vacuna contra cualquier infección documentada con la variante B.1.1.7 fue del 89,5% a los 14 días o más después de la segunda dosis. La efectividad contra cualquier infección documentada con la variante B.1.351 fue del 75%», escribieron los investigadores en una carta al New England Journal of Medicine.

B.1.351: Vista por primera vez en Sudáfrica, esta variante tiene la mutación E484K que está relacionada con el escape inmunológico y la mutación N501Y que se sospecha ayuda a que otras variantes sean más contagiosas. Se ha demostrado que es un 50% más transmisible y evade el tratamiento con anticuerpos monoclonales duales de Lilly, pero no otros. Los análisis de sangre y el uso en la vida real sugieren que puede infectar a personas que se han recuperado del coronavirus y también a personas que han sido vacunadas contra el covid-19.

Los fabricantes de vacunas que intentan adelantarse a las nuevas variantes desarrollando vacunas de refuerzo se han centrado en la B.1.351, ya que es la variante que los científicos más temen que pueda eludir la protección de la vacuna. Moderna dijo el miércoles que una inyección de refuerzo de su vacuna acelera la respuesta inmune contra la B.1.351 y otra variante, la P.1.

La buena noticia es que no parece causar una enfermedad más grave, como se temía inicialmente, dijo el Dr. Salim Abdool Karim, director del Centro para el Programa de Investigación sobre el SIDA en Sudáfrica.

«Resulta que en Sudáfrica la evidencia que tenemos ahora es que no es más severa», dijo en la sesión informativa de la Royal Society. Sin embargo, escapa a la respuesta inmune humana en un grado significativo. Se propagó rápidamente por Sudáfrica, informó Karim, representando el 11% de los virus secuenciados en octubre y el 87% de las muestras secuenciadas en diciembre.

«Si estuvo infectado con el virus antes, esta vez no está completamente protegido», dijo Karim. «Aproximadamente la mitad de las personas que estuvieron expuestas se volvieron a infectar».

P.1: Vista por primera vez en Brasil, también tiene las mutaciones E484K y N501Y, con más de 30 más. Se ha demostrado que elude los efectos del tratamiento con anticuerpos monoclonales de Lilly, pero no uno fabricado por Regeneron. Los análisis de sangre muestran que podría escapar a las respuestas inmunitarias tanto naturales como provocadas por la vacuna.

B.1.427: Vista por primera vez en California, esta tiene la mutación L452R. Los CDC dicen que es aproximadamente un 20% más transmisible y puede resistir en parte los efectos del tratamiento con anticuerpos monoclonales de Lilly. Los análisis de sangre sugieren que podría volver a infectar a las personas que han sido vacunadas contra el covid o que se han recuperado, pero eso aún no se ha demostrado en la vida real.

B.1.429: Otra de las llamadas variantes de California, esta tiene la mutación L452R junto con otras y es similar a la B.1.427 en otros aspectos. Representaba el 4% de las muestras secuenciadas a nivel nacional al 10 de abril.

El mes pasado, un equipo de la Universidad de California en San Francisco realizó una secuenciación en profundidad de más de 2.000 muestras de personas que dieron positivo por coronavirus en California. Encontraron que las variantes B.1.427/B.1.429 aumentaron pasando de no representar ninguna muestra en septiembre a representar la mitad de todas las muestras tomadas en enero.

Parecen replicarse mejor en las narices de las personas infectadas, algo que podría explicar su propagación más rápida, informó el equipo de UCSF, dirigido por el Dr. Charles Chiu, en la revista Cell. Pero no son tan transmisibles como la variante B.1.1.7.

Virginia Langmaid de CNN contribuyó a esta historia.