CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Estados Unidos está cerca de tener una «propagación exponencial» de coronavirus en algunas áreas, y la parte más difícil aún puede estar por venir, dice exfuncionario de la FDA

Por Holly Yan, Madeline Holcombe, Theresa Waldrop

(CNN) — Estados Unidos se enfrenta a otro ciclo de la pandemia covid-19, y puede que sea el más difícil hasta ahora, dijo el lunes el excomisionado de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglé), el Dr. Scott Gottlieb.

«Creo que estamos ahora en la cúspide de lo que será una expansión exponencial en algunas partes del país», dijo Gottlieb en «Squawk Box», de CNBC.

«Si tomamos medidas agresivas en este momento, podríamos anticiparnos a lo peor, pero no lo haremos», porque hay mucha fatiga y «resistencia política a tomar medidas enérgicas», dijo.

«Realmente tenemos dos o tres meses para superar la fase aguda de esta pandemia», dijo. «Esta será la fase más difícil, probablemente».

Mortales eventos masivos están propagando el covid-19 3:26

La propagación del nuevo coronavirus ha empeorado en EE.UU.

El país continúa reportando la mayor cantidad de casos que hemos visto hasta la fecha. El promedio de siete días de casos nuevos diarios alcanzó un máximo histórico de 68.767, el domingo, según datos de la Universidad Johns Hopkins. El récord anterior de 67.293 se estableció el 22 de julio.

publicidad

«Desafortunadamente, creo que la declaración sobre ‘nuevo récord’ se repetirá una y otra vez en los próximos días y semanas», dijo el Dr. Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown.

«Espero que esos números sigan aumentando. Las hospitalizaciones seguirán aumentando».

La abismal semana estuvo marcada por los dos peores días de nuevos casos diarios reportados desde que comenzó la pandemia. Se informaron más de 83.000 casos nuevos tanto el viernes como el sábado, según Johns Hopkins.

Para ser claros: este aumento refleja una avalancha de nuevas infecciones, no solo un aumento de las pruebas, contrariamente a lo que afirman los escépticos.

«¿Sabes por qué tenemos casos? Porque hacemos muchas pruebas», afirmó el presidente Donald Trump en un mitin el sábado, en Carolina del Norte. «Y en muchos sentidos, es bueno. Y en muchos sentidos, es una tontería».

Pero el promedio de siete días de nuevos casos de covid-19 se disparó en un 23% la semana pasada, según datos de la Universidad Johns Hopkins. El promedio de siete días de nuevas pruebas realizadas ha aumentado solo un 2,87% durante la semana pasada, según el Proyecto Covid Tracking.

Y hemos dejado atrás el punto de que las áreas urbanas y densamente pobladas sean los únicos lugares afectados. La tasa de positividad de pruebas en Dakota del Sur es del 23%, dijo el lunes el Departamento de Salud del estado. Eso significa que de cada 100 personas examinadas, 23 han sido infectadas. En mayo, la Organización Mundial de la Salud aconsejó a los gobiernos que no reabrieran hasta que las tasas de positividad de las pruebas fueran del 5% o menos durante al menos 14 días.

Autoridades en Nueva York temen nuevo brote de covid-19 2:32

Los estados recibirán 36,7 millones de pruebas rápidas de detección

El Gobierno federal está enviando 36,7 millones de pruebas rápidas para detectar covid-19, y los estados deberían recibirlas al final de la semana, dijo el lunes a CNN el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés).

Las pruebas están destinadas a ayudar a los estados con la reapertura, según un comunicado de prensa del HHS.

«Para proteger a las personas mayores y facilitar la reapertura continua de las escuelas, las empresas y la economía, el gobierno Trump priorizó la ampliación de nuestra capacidad estatal y nacional de pruebas en los puntos de atención», dijo el almirante Dr. Brett Giroir, vicesecretario del Departamento de Salud en un comunicado de prensa, el domingo.

El mes pasado, el presidente Donald Trump anunció un plan para enviar 150 millones de pruebas BinaxNOW de covid-19 a nivel nacional. El HHS confirmó el lunes que los envíos de esta semana son parte de ese total.

«Combinar la responsabilidad personal con pruebas inteligentes y específicas es una fórmula probada para prevenir brotes, pero no podemos ‘probar nuestra manera’ de salir de esta pandemia», dijo Giroir. «Se requiere vigilancia pública para adherirse a las medidas de precaución, especialmente porque vemos claramente el inicio de la fatiga de mitigación».

¿Qué sucede cuando los hospitales se abruman?

Morir en soledad, la cara más oscura de la pandemia 4:55

Algunos hospitales están comenzando a sobrepoblarse debido al nuevo aumento de casos de covid-19. Y esas son malas noticias para todos, no solo para aquellos con coronavirus.

«Hemos visto lo que sucedió anteriormente en esta pandemia, cuando los hospitales se abruman y los pacientes terminan sin recibir atención, no solo pacientes con coronavirus, sino también pacientes con ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares y que tuvieron accidentes automovilísticos», dijo la médico de emergencias, Dra. Leana Wen.

En Utah, por ejemplo, los hospitales podrían estar a días de utilizar la edad, la salud y otros factores de un paciente para decidir quién puede permanecer en unidades de cuidados intensivos abarrotadas y quién no.

«Eso podría estar ocurriendo en todo el país a medida que nuestros hospitales se abruman», dijo Wen. «Y a diferencia de la última vez, donde solo ciertas partes del país estaban experimentando esto, ahora tenemos puntos calientes de virus que están ocurriendo en todas partes».

Hasta el lunes, al menos 37 estados tenían, la semana pasada, un número creciente de nuevos casos de covid-19  en comparación con la semana anterior, según datos de la Universidad Johns Hopkins. Trece estados se mantuvieron aproximadamente estables, y ningún estado tuvo disminuciones de covid-19 de al menos un 10%.

Más de 8,6 millones de personas se han infectado con coronavirus en Estados Unidos y más de 225.000 han muerto por covid-19.

Tenemos «una pequeña ventana de oportunidad en este momento» para frenar el coronavirus

Sí, la temida oleada de otoño se está extendiendo por todo el país. Pero si actuamos con rapidez, podemos evitar que se convierta en un aumento catastrófico de invierno, dicen los médicos.

«Esto es inevitable. De hecho, tenemos una pequeña ventana de oportunidad en este momento para detener la propagación explosiva que se avecina», dijo Wen el lunes.

«Pero tenemos esta ventana para actuar ahora. Eso incluye cosas como mandatos de uso nacional de mascarilla, que incluye otras políticas específicas. Esto no es un todo o nada», dijo.

«El presidente Trump tiende a enmarcar esto como si cerramos por completo o literalmente no hacemos nada. En realidad, hay muchas cosas que podemos hacer que salvarán vidas y mantendrán nuestra economía en marcha. Deberíamos implementar esas políticas ahora».

En Illinois, «parece haber una tormenta covid en aumento, y tenemos que estar preparados», advirtió el lunes el gobernador JB Pritzker, anunciando algunas restricciones a partir del miércoles para algunas regiones del estado.

En Idaho, el gobernador Brad Little anunció el lunes que está regresando al estado a una fase más restrictiva.

Y en Kentucky, un funcionario de salud expresó su preocupación por una tercera escalada del virus que está comenzando a un nivel más alto de infecciones que los dos primeros.

“Ahora hay mucho más riesgo. Es como si palomitas de maíz estuvieran estallando en el microondas a toda intensidad, y si seguimos adelante desde este punto, nos vamos a meter en problemas muy rápido”, dijo el Dr. Steven Stack, comisionado del Departamento de Salud Pública de Kentucky, en una conferencia de prensa, el lunes.

Un mandato nacional de uso de mascarilla podría ayudar a mantener abiertas las empresas

Un número creciente de funcionarios de todos los partidos están pidiendo un mandato de uso de mascarilla a nivel nacional.

Gottlieb, exdirector de la FDA designado por Trump, escribió un artículo de opinión para The Wall Street Journal titulado «Se acerca el invierno: es hora de un mandato de mascarillas».

«Un mandato puede limitarse expresamente a los próximos dos meses», escribió Gottlieb, y agregó que es más fácil usar una mascarilla en invierno que en verano.

«El inconveniente permitiría al país preservar la capacidad de atención de la salud y mantener abiertas más escuelas y negocios».

Andy Slavitt, exjefe interino de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, estuvo de acuerdo con Gottlieb en un mandato de uso de mascarilla.

«Scott Gottlieb es republicano. Este no es un tema partidista», dijo Slavitt, quien sirvió en la administración Obama.

«Este es un problema para la salud pública de todos y ralentizará la propagación de la enfermedad».

Si el 95% de los estadounidenses usaran mascarillas en público, más de 100.000 vidas podrían salvarse en Estados Unidos hasta febrero, según datos publicados el viernes por el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington.

«Si las personas no usan mascarillas, entonces quizás deberíamos imponerlas», dijo el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Gottlieb escribió que los mandatos de uso de mascarillas se han vuelto divisivos solo por la forma en que algunos políticos y comentaristas políticos han enmarcado el tema.

«Los estados deberían poder elegir cómo hacer cumplir un mandato», escribió, «pero el objetivo debería ser hacer de las mascarillas una norma social y cultural, no una declaración política».

— Amanda Watts, Jacqueline Howard, Artemis Moshtaghian, Ganesh Setty, Alec Snyder, Naomi Thomas y Kay Jones de CNN contribuyeron a este informe.