CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Análisis

Dos eventos duales contrastarán marcadamente los enfoques de Biden y Trump ante la pandemia de coronavirus

Por análisis de Stephen Collinson

Washington (CNN) — El presidente electo de EsTados Unidos, Joe Biden, presentará este martes a los científicos y médicos que, según él, finalmente derrotarán la pandemia de coronavirus. Pero por ahora, su equipo solo puede ver cómo una ola de infección y muerte profundiza la crisis que enfrentará después del 20 de enero.

Mientras Biden dará su avance más significativo hasta el momento de su plan para enfrentar el peor desafío de salud en 100 años, el presidente Donald Trump, cuyo incumplimiento del deber ha contribuido a la alarmante oleada invernal, llevará a cabo su propio evento sobre la pandemia. Pedirá crédito por el rápido desarrollo de las vacunas contra el covid-19 y firmará un decreto que prioriza el suministro para los estadounidenses.

Los eventos duales —uno en la ciudad natal de Biden, Wilmington, Delaware, y otro en la Casa Blanca— mostrarán los enfoques enormemente diferentes de la pandemia entre Trump y Biden. El presidente ha minimizado repetidamente el desastre y, en cambio, se concentra en afirmaciones falsas de que le robaron las elecciones del mes pasado. Biden, cuya propia campaña fue un ejercicio para demostrar el distanciamiento físico y el uso de mascarillas, se compromete a volver a poner la ciencia en el centro de la lucha contra el virus.

Fauci: Vacuna podría dificultar contagios de covid-19 0:44

Mientras tanto, la tragedia de la pandemia se ve agravada por el vacío político en Washington. Trump, en sus últimas semanas en el cargo, tiene el poder y el megáfono presidencial que podrían contribuir en gran medida a convencer a los estadounidenses de que tomen precauciones, pero no está dispuesto a hacerlo. Biden tiene sus planes y un nuevo equipo de expertos que podrían marcar la diferencia, pero no tiene poder real para cambiar el comportamiento y las políticas estadounidenses hasta que asuma el cargo, el próximo mes.

Las próximas vacunas de un puñado de gigantes farmacéuticos ofrecen la esperanza de que se pueda restaurar la vida normal el próximo año, aunque ponerlas en los brazos de decenas de millones de estadounidenses será un gran desafío logístico. Sin embargo, no cabe duda de que la crisis está empeorando rápidamente.

publicidad

Aumentan los casos de covid-19 y se espera un momento «oscuro» y devastador en EE.UU.

El Dr. Peter Hotez, del Baylor College of Medicine, advirtió el lunes en CNN que EE.UU., que se está acercando a 15 millones de infecciones por covid-19 y un número total de muertes de 300.000, y pronto podría ver 3.000 muertes por coronavirus todos los días.

El principal especialista en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, el Dr. Anthony Fauci, dijo el lunes que después de que comiencen las oleadas proyectadas posteriores al Día de Acción de Gracias y Navidad, «mediados de enero podría ser una época realmente oscura para nosotros».

Eso significa que la administración de Biden asumirá el cargo en el momento más extremo de la crisis y enfrentará la tarea de ponerse al día y administrar la operación enormemente complicada para administrar decenas de millones de dosis de vacunas. El llamado de Biden a todos los estadounidenses en una entrevista con Jake Tapper, de CNN, es que usen mascarillas durante los primeros 100 días de su presidencia. Esto probablemente será aún más apropiado dado que los niveles de infección actuales probablemente serán eclipsados para cuando llegue a la Oficina Oval.

Las medidas de Biden y Harris para contener el covid-19 9:53

También está la cuestión de si millones de estadounidenses que creen las afirmaciones falsas de Trump de una elección amañada estarán dispuestos a seguir el consejo de un presidente a quien su predecesor, que desdeña el uso de máscaras, pasó semanas calificando sin fundamento de ilegítimo.

Trump planea la cumbre de vacunas contra el coronavirus «Estados Unidos primero»

Trump sigue mintiendo sobre la gravedad de la pandemia, insistiendo durante semanas en que Estados Unidos está «doblando la esquina» en el desastre que su negligencia exacerbó. El presidente continúa burlando los consejos sobre el distanciamiento físico y evitando las grandes reuniones de su propio gobierno.

Este martes, planea utilizar una cumbre de vacunas para firmar un decreto en la Casa Blanca. El decreto priorizará el envío de la vacuna contra el coronavirus a los estadounidenses sobre otros países. La Operación Máxima Velocidad de la administración merece parte del crédito por el rápido desarrollo de vacunas. Pero el evento del martes también parece reflejar el incesante enfoque del presidente en utilizar la crisis para promover sus propias prioridades políticas, ya que altos funcionarios de la administración se jactaron de que Trump veía el esfuerzo como una forma de impulsar su principio de política exterior de «Estados Unidos primero».

Probablemente tampoco sea una coincidencia que el presidente esté tratando de causar tal revuelo luego de un informe de The New York Times que descubrió que su gobierno había rechazado una oferta del fabricante de vacunas Pfizer, en el verano pasado, para vender a Estados Unidos más suministros de su vacuna. En los últimos días, ha surgido que las predicciones anteriores de los funcionarios de la administración de que varios cientos de millones de dosis de vacunas estarán disponibles para fin de año serán muy cortas, lo que dejará a los estados sin suficientes vacunas para proteger a los trabajadores de atención médica de primera línea cuando reciban su primeras entregas.

Biden y la vacuna contra el coronavirus

Loyce Pace, experta en Salud Pública que forma parte de la junta asesora de coronavirus de Biden, dijo que esperaba que las otras vacunas venideras significaran que la situación de Pfizer no representaría un revés serio.

«Aquellos de nosotros en la junta asesora de transición tenemos la esperanza de que no encontraremos un problema con respecto a la escasez. Pero creo que solo tenemos que entrar y entender dónde estamos con esos planes y suministros», dijo Pace a Erin Burnett, de CNN.

El momento del evento de Trump también es sospechoso porque se espera que los titulares del martes estén dominados por la cobertura de que el Reino Unido es ya el primer país en administrar vacunas después de un riguroso proceso de ensayos clínicos.

Trump había esperado organizar su propia vuelta de victoria de «Estados Unidos primero», y CNN informó la semana pasada que estaba furioso porque los funcionarios de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) —que se espera que otorguen autorización de emergencia para la vacuna Pfizer esta semana— no le hubieran ganado a su par británico en la autorización. Trump tomó esta actitud a pesar de que el proceso de la FDA se considera el estándar de oro mundial y los funcionarios ya enfrentan una difícil tarea para convencer a muchos estadounidenses escépticos de que se vacunen.

El equipo de Biden que busca ponerle fin a la pandemia

¿Designará Joe Biden a más personas negras en su gabinete? 2:03

En Wilmington, el presidente electo presentará un nuevo equipo de salud caracterizado por el tipo de rigor científico que Trump a menudo ha despreciado durante la pandemia. La alineación incluye al exdirector de Servicios de Salud, Vivek Murthy, a quien Biden planea nombrar para un segundo período en el mismo trabajo. También está la Dra. Rochelle Walensky, a quien el presidente electo ha elegido para dirigir los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades  (CDC, por sus siglas en inglés) . Fauci aceptó una invitación de Biden para permanecer como director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, cargo que ocupa desde 1984. El experto respetado a nivel mundial también se desempeñará como director médico de la administración de Biden.

Pero algunos republicanos ya están levantando alertas por la selección del fiscal general de California, Xavier Becerra, como secretario de Salud y Servicios Humanos.

Xavier Becerra, elegido para el Departamento de Salud 2:18

«Creo que será controvertido», dijo el senador republicano John Cornyn, de Texas, citando las posiciones del designado de Biden sobre la atención médica de pago único y el aborto. «Algunas de estas personas son bastante radicales».

El comentario planteó la posibilidad de que Biden se enfrente a un enfrentamiento de confirmación prolongado sobre su secretario de Salud en el momento más oscuro de la peor crisis de salud pública en 100 años.

La profunda preocupación entre los expertos en salud es tanto más aguda porque hay tan buenas noticias a medida que se incorporan más candidatos a vacunas potenciales que han demostrado una alta eficacia.

Pero la fatiga por el distanciamiento físico, la tentación de que la gente se reúna durante el período de fiestas de fin de año y los esfuerzos del presidente por minimizar la gravedad de la amenaza podrían causar cientos de miles de muertes innecesarias.

«No puedo evitar pensar que, dado que los estadounidenses pierden la vida en las próximas semanas, ninguna de esas personas tiene que perder la vida», dijo Hotez de Baylor College a Wolf Blitzer, de CNN, en «Situation Room».

«Si pudiéramos llevarlos al otro lado para vacunarlos, podrían vivir una vida larga y normal, y ahí es donde mi prioridad está ahora, especialmente en la parte central del país, donde la gente todavía desafía a mensajes … donde muchos todavía piensan que el covid es un engaño o que las muertes se deben a otras causas».

Ataque invernal del nuevo coronavirus

El posible aumento de casos de covid-19 en invierno 1:46

Sin el liderazgo del presidente, la carga de detener el ataque invernal del virus ha recaído nuevamente en los líderes locales y estatales. Muchos están reimplementando restricciones sobre las comidas en lugares cerrados, sobre el tamaño de las reuniones y otras medidas. California, que está experimentando su peor aumento de contagios de covid-19 desde el inicio de la pandemia, ha impuesto un confinamiento que durará hasta después de Navidad.

«La gente se está agotando, se está sintiendo sola y solo quiere que se acabe», dijo la vicegobernadora de California, Eleni Kounalakis, a Christiane Amanpour en CNN International.

«Entonces, lo que estamos tratando de hacer es llamar a los californianos a reconocer que esta es la parte más peligrosa de toda la pandemia. Pero hay una luz al final del túnel», dijo, refiriéndose a las vacunas.

Al ver su propio aumento de infecciones, Washington prohibió el lunes los deportes de contacto como fútbol, baloncesto y hockey. El gobernador demócrata de Pensilvania, Tom Wolf, dijo que estaba considerando nuevas restricciones después de advertir que los trabajadores de la salud se estaban abrumando y agotando a medida que la situación se volvía mucho más grave.

El gobernador demócrata de Nueva York, Andrew Cuomo, recibió los elogios de Fauci el lunes por sus esfuerzos para reducir las infecciones. Pero el gobernador advirtió que su estado podría experimentar nuevamente el tipo de restricciones impuestas durante la terrible primavera del covid-19 este año, y pronosticó que las autoridades pronto tendrían que prohibir las comidas bajo techo en la ciudad de Nueva York.

«Las frustraciones que estamos viendo aquí, estimamos que más del 70% de la propagación proviene de pequeñas reuniones», dijo Cuomo. «He estado hablando de ello hasta que me siento triste por la aparente seguridad de estar en casa».

Los confinamientos inevitablemente significarán un deterioro en las condiciones económicas que ya son terribles, con millones de estadounidenses desempleados debido a la pandemia y las pequeñas empresas que se están replegando en todas partes.

Esto hace que sea aún más vital que el Congreso finalmente supere sus divisiones y produzca un nuevo plan de rescate contra los efectos económicos del covid-19, que extendiese los beneficios de desempleo vencidos y ofreciera alivio a las empresas.

La mejor esperanza a corto plazo para esos estadounidenses es un esfuerzo por financiar al Gobierno con un proyecto de ley provisional para ganar tiempo para más conversaciones de estímulo y un proyecto de ley de gastos más amplio antes de Navidad.