Boston descansa y celebra mientras las dudas siguen
20 abril 2013
07:44 AM ET

Boston descansa y celebra mientras las dudas siguen

Por Holly Yan, CNN

El sospechoso de las explosiones en el Maratón de Boston que se encontraba prófugo se encuentra bajo custodia y en estado grave, tras ser arrestado con vida la noche de este viernes, informó la Policía de Boston. El joven ruso Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años, fue encontrado en la localidad de Watertown, Boston, estado de Massachusetts; se encontraba escondido en una lancha frente a una residencia ubicada en la calle Franklin. Miles de ciudadanos salieron de madrugada a celebrar la detención, pero aún hay muchas preguntas sin respuesta.

- La policía detiene con vida al segundo sospechoso
Así capturaron al sospechoso
Siete preguntas sobre los terroristas de Boston
- Cacería humana tuiteada en directo
-El sospechoso del atentado podría enfrentar cargos de terrorismo y asesinato en el hospital

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, felicitó a los oficiales que “trabajaron tan bien, fue un caso complicado, muy desafiante y todavía quedan muchas interrogantes por responder. “Es una noche en la que vamos a descansar tranquilamente”.

El sospechoso está grave, dio a conocer la policía de Boston. Las autoridades informaron en conferencia de prensa que hubo un intercambio de disparos entre los agentes de seguridad y el joven que se encontraba en el bote.

En el bote había sangre, señalaron, porque posiblemente llevaba herido desde la madrugada en el tiroteo donde murió su hermano Tarmerlan Tsarnaev, de 26 años, también sospechoso del atentado. Falleció la madrugada de este viernes en un hospital luego del enfrentamiento con policías en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

La policía dijo que desde un helicóptero con dispositivo infrarrojo confirmó que el joven se encontraba en el bote, por lo que realizaron el operativo.

El equipo de Boston trató de negociar con él para que se rindiera pero no hubo comunicación, aseguraron.

Una llamada de un residente de Watertown informando donde se encontraba el joven fue la que llevó a los elementos de seguridad a localizarlo.

El presidente Barack Obama señaló que esta noche Estados Unidos logró poner fin a un “importante capítulo en esta tragedia”.

El mandatario estadounidense agregó que continuarán realizando investigaciones y no se apresurarán a juzgar al joven de origen ruso hasta conocer más sobre los hechos.

“Esta noche hay muchos interrogantes, entre ellas por qué estos hombres que crecieron acá y estudiaron acá incurrieron en esta violencia, cómo llevaron a cabo estos ataques y si recibieron ayuda, la familia de quienes murieron y los heridos requieren una respuesta”, dijo el mandatario en un mensaje emitido este viernes, tras la captura de Dzhokhar Tsarnaev.

“EU es un país de leyes, recibimos a personas de todo el mundo, de todo tipo de razas y fe, conforme continuamos sabiendo más de esta tragedia mantengamos este espíritu”.

Casi después de 24 horas de una persecución intensa que que mantuvo paralizada a la ciudad, los gritos y aplausos llenaron las calles del poblado de Massachusetts en señal de victoria.

“¿Es él?”, preguntó una persona a un oficial que conducía lentamente una patrulla entre la multitud. La persona dentro del vehículo dijo “sí” y el grupo de residentes irrumpió en aplausos.

“Gracias, gracias. Fue un placer”, dijo un integrante de la policía a la multitud a través de un altavoz. “Me alegro mucho que se haya acabado. La ciudad y las personas han pasado mucho dolor por las decisiones irracionales de estos jóvenes”, señaló Mary Sullivan, residente del lugar a CNN.

Durante la jornada, el gobernador pidió a todos los ciudadanos permanecer en sus casas y no abrir la puerta salvo a policías que se identifiquen plenamente, mientras se buscaba al fugitivo.

Todos los servicios del sistema de transporte público fueron suspendidos y el aeropuerto de Boston permaneció abierto pero bajo mayores medidas de seguridad.

El lunes, dos explosiones en la meta del maratón de Boston, uno de los más emblemáticos en Estados Unidos, dejó tres muertos y 183 heridos. Las autoridades señalaron que se trataba de un atentado terrorista y comenzaron la búsqueda de los responsables.

El miércoles, funcionarios del FBI mostraron imágenes de los dos sospechosos y solicitaron información de los ciudadanos para llegar a su detención. En las fotografías, ambos jóvenes portaban gorras y parecían ir caminando hacia la recta final de la meta con mochilas a sus espaldas.

Los investigadores encontraron restos de una olla de presión en el sitio donde estalló una de las bombas, así como una mochila destruida, perdigones de metal y balines. La tapa de una olla de presión, que se cree que fue usada para depositar una de las bombas, estaba en el techo de un edificio de la zona donde ocurrieron las explosiones.

A partir de ese momento los hermanos Dzhokhar y Tarmerlan Tsarnaev fueron identificados como los sospechosos.

Originarios del Cáucaso ruso y después se mudaron a Kazajstán con su familia antes de llegar a Estados Unidos unos años después, dijo a CNN una fuente relacionada con la investigación.

Tamerlan Tsarnaev estudió Ingeniería en el Colegio Comunitario Bunker Hill, en Boston, pero se había tomado un año libre para entrenar boxeo, de acuerdo con la fuente. Esta indicó que en un post publicado en una red social, Tsarnaev había dicho: “No tengo un solo amigo estadounidense. No los entiendo”.

Dzhokhar Tsarnaev trabajó como salvavidas en una piscina de la Universidad de Harvard, dijo George McMaster, quien lo contrató durante dos años y medio, tiempo en el que lo impresionó por su ética en el trabajo. “Llegaba a tiempo, vigilaba la piscina y se llevaba bien con los demás”.

El pasado martes, justo después de la media noche, el joven buscado por las autoridades utilizó Twitter para escribir: “Hay gente que sabe la verdad pero calla y hay gente que dice la verdad pero no los escuchamos porque son la minoría”.

El vocero del presidente de Chechenia, Ramzan Kadyrov, dijo que los hermanos no han tenido conexión con el país durante muchos años, reportó la agencia semioficial rusa Interfax este viernes.

“De acuerdo con información preliminar proveniente de agencias relevantes, la familia Tsarnaev dejó hace muchos años Chechenia para irse a otra región rusa”, dijo el secretario de prensa Alvi Kamirova a Interfax. “Luego de vivir por un tiempo en Kazajstán, se fueron a Estados Unidos, donde la familia recibió residencia permanente. Por lo tanto, nunca vivieron en Chechenia cuando eran adultos".

La madrugada de este viernes, Tarmerlan Tsarnaev falleció en un hospital tras un enfrentamiento con la policía en el MIT. Una fuente relacionada con la investigación dijo que Tsarnaev llevaba explosivos en el cuerpo.

Durante el enfrentamiento un policía del campus universitario falleció, era Sean Collier, de 26 años, quien antes fue empleado del Departamento de la Policía de Somerville, Massachusetts.

Este viernes, Ruslan Tsarni, el tío de los sospechosos, ofreció sus condolencias a las víctimas del ataque en el maratón de Boston, y dijo que está conmocionado de que los hijos de su hermano puedan estar envueltos en ese incidente.

“Desde luego que estamos avergonzados”, dijo el familiar, al hablar desde las afueras de su casa en un suburbio de Washington.

Anzor Tsarnayev, padre de los sospechosos, afirmó en entrevista con CNN que alguien incriminó a sus hijos. “No sé exactamente quién lo hizo. Pero alguien lo hizo”. Opinión que compartió la tía de los jóvenes, Maret Tsarnaev, quien pidió en declaraciones desde Toronto que le mostraran evidencia de que sus sobrinos son sospechosos del atentado en Boston. “Ellos no pudieron haber hecho esto (...) Sospecho que todo fue montado”, afirmó.

Temas: ,
Secciones: Estados Unidos • Mundo • Noticias